"Iba a fichar por el City, pero llamó el Madrid y no lo pensé": el jugador lo reconoce

Cambió de opinión cuando supo que el club blanco estaba interesado en ficharle


El Real Madrid

El Real Madrid




Una de las últimas tendencias en el fútbol español tiene mucho que ver con el Real Madrid. El club blanco está en el centro de los debates después de la entrevista concedida por Isco Alarcón, uno de los mediapuntas más brillantes que dio nuestro país.

El futbolista malagueño atravesó su mejor y su peor etapa como futbolista en el vestuario del Santiago Bernabéu: parece haber renacido vistiendo la elástica del Real Betis.

Pero sus inicios en la élite futbolística europea están marcados por la entidad blanca. Isco Alarcón hizo buenas temporadas a principios de la década de 2010 e incluso ganó el Golden Boy en 2012

Estos reconocimientos le colocaron en la agenda de varios grandes de Europa. Entre ellos un Manchester City que había cambiado recientemente de dueño.


El club citizen había elegido a Manuel Pellegrini, entonces entrenador del Málaga, para ser su nuevo técnico. La gran apuesta de la dirección deportiva era el propio Isco Alarcón, tal y como recuerda el jugador bético en su entrevista con Jorge Valdano: "Antes de irnos de vacaciones y al Europeo le dije: 'sí, sí, me voy contigo'".

No lo dudó ni un segundo

"Luego, después del Europeo, apareció la llamada del Real Madrid y...". Jorge Valdano señala que "tenías dos puertas grandes abiertas". "Ahí tuve que decidir. Me acuerdo que me llamó Xavi, el entrenador de porteros del Málaga, ayudante de Manuel que se fue al City también y le dije: 'Xavi, me voy al Madrid, no puedo decirle que no. Llevan muchos años sin ganar la Champions y, no sé, tengo la sensación de que pronto va a pasar'", recuerda Isco.

Valdano se sorprende: "Que Dios te cultive el olfato, porque estuviste en el segundo ciclo más glorioso de la historia del club". Ganar tres Champions League seguidas, según Isco Alarcón, es "algo histórico, muy difícil que se pueda repetir y me alegro de poder estar en los libros de historia". Isco fue un jugador fundamental en aquella época, convirtiéndose en uno de los titulares indiscutibles de Zinédine Zidane en las temporadas 16/17 y 17/18.