Soto Grado no se dejó presionar ni por Las Palmas ni por el Barcelona: acertó en dos jugadas clave

El árbitro del partido pasó totalmente desapercibido.


César Soto Grado

César Soto Grado




El club blanco no tuvo su mejor rendimiento en este duelo, pero el objetivo finalmente se logró, ya que se sumaron tres puntos de 'oro'.

La otra gran noticia de este partido liguero es el que el arbitraje pasó desapercibido, algo que se agradece, sobre todo tras los últimos días llenos de polémica.

El trabajo de César Soto Grado fue correcto e, incluso, tomó dos acertadas decisiones en las acciones más polémicas en el estadio de Gran Canaria.

Nada más comenzar el partido, Rodrygo Goes se encaró con Álvaro Valles, en una acción que se resolvió con tarjeta amarilla para el brasileño, aunque el antimadridismo pedía roja.


Esta acción, ha sido muy comentada en las redes sociales, pero ni el principal, y tampoco el VAR, vieron nada para expulsar al '11' de la entidad madridista.

La otra acción polémica llegó cerca del descanso después de que Sergi Cardona y Dani Ceballos tuvieran una acción dentro del área merengue, en la que acabaron pidiendo penalti los canarios.

La jugada fue bien apreciada por César Soto Grado y ratificada por el colegiado del VAR, ya que fue el propio jugador de Las Palmas quien propició el contacto con el centrocampista del Real Madrid.