“Ha sido mi partido más flojo, casi ni la toco”: el jugador se lo confesó a Ancelotti

El Real Madrid ganó 1-2, pero todo no fue alegría en las Islas Canarias.


Ancelotti y once

Ancelotti y once




Todo fue felicidad en el vestuario al acabar el encuentro, pero hubo un futbolista más cabizbajo que el resto: Brahim Díaz. Tenía una gran oportunidad ante Las Palmas, pero no la aprovechó y él mismo lo reconoció.

Brahim después del partido tuvo claro que no había sido su mejor tarde la de Gran Canaria. El malagueño intervino mucho menos de lo que suele ser habitual en el juego, apenas tuvo opciones en el mano a mano con los rivales y acabó siendo cambiado por Ancelotti.

Tras el encuentro, de camino al avión de vuelta, Brahim reconocía que había estado “flojo” porque Las Palmas les quitó mucho tiempo la pelota y eso no le dejó lucir y mostrar sus mejores armas…

Descolocado

Brahim fue elegido para ser titular por la sanción de Jude Bellingham y estuvo descolocado desde el inicio. El andaluz no encontró el balón con claridad y apenas aportó al ataque.


Ancelotti lo detectó y lo quitó en el segundo tiempo para dar entrada a Joselu y Valverde. Los dos cambios revitalizaron al equipo y los blancos volaron en busca de la remontada que, a la postre, terminaron por conseguir.