Macron vuelve a entrar en el futuro de Mbappé: anuncian sorpresa en París

El presidente de la república francesa reaparece en el 'caso Mbappé'


Kylian Mbappé y Emmanuel Macron

Kylian Mbappé y Emmanuel Macron




El Real Madrid se mantiene ajeno a todos los movimientos del 'caso Mbappé'. La junta directiva liderada por Florentino Pérez da continuidad a la ley del silencio impuesta hace casi dos años, después de la 'no llegada' del atacante de Bondy como agente libre.

Desde entonces se ha decidido evitar asociar al club blanco con el todavía jugador del PSG para evitar un nuevo varapalo reputacional como el sufrido entonces.

Pese a todo, no es ningún secreto que las puertas del Santiago Bernabéu están abiertas para el futbolista galo... aunque por última vez.

El ultimátum enviado de forma discreta desde las oficinas de Valdebebas parece haber calado hondo en el entorno del ariete francés, porque su decisión se está haciendo esperar. Así, la situación está evolucionando hacia un escenario parecido al ocurrido en verano de 2022.


Porque en Francia ya se habla de una reaparición de Emmanuel Macron, presidente de la república francesa, en el 'caso Mbappé'. El máximo mandatario galo fue esencial para que Kylian Mbappé renovara con el PSG, pero ahora sus conversaciones con la estrella gala se habrían limitado a los Juegos Olímpicos: tendrán lugar en París este mismo verano.

Conversaciones medidas

Desde las instituciones parecen tener claro que el atacante de Bondy es uno de los candidatos más fuertes a ser el abanderado de la nación gala en el desfile de apertura de los Juegos Olímpicos, un honor al que muchos deportistas no tienen acceso a pesar de que han cuajado grandes carreras en la élite: Mbappé habría dado su aprobación a una posible aparición como abanderado de Francia en la ceremonia inaugural.

Estas informaciones publicadas en Francia desvelan que las conversaciones entre Macron y Mbappé se han limitado a los Juegos Olímpicos, algo que el propio ariete ha definido como "un sueño". Pero el presidente de la república francesa podría aprovechar esta línea de contacto para presionarle sobre su permanencia en el PSG... una vez más.