El Madrid se dejó dos puntos en la última jugada del derbi

El Real Madrid empató en el Bernabéu frente al Atlético de Madrid.


Celebración de Brahim

Celebración de Brahim




Ancelotti y el Madrid se presentaron a este derbi con un único central en la convocatoria. Rudiger, finalmente, se cayó de la lista por sus problemas físicos y el único especialista en ese puesto pasaba a ser Nacho. El técnico del Madrid, ante el ‘marrón’, decidió poner a Carvajal, un jugador más bajito, pero fuerte en los duelos y con capacidad para ir al choque con jugadores de más envergadura. Era la versión ‘pesimista’ que diría Ancelotti más próxima a un central puro dentro de lo que tenía disponible el equipo. El hecho de tener fuera, de una tacada, a los Militao, Alaba y Rudiger es algo que no soportaría ninguna plantilla del mundo. La otra decisión gorda, más esperada, fue la presencia de Lunin en la portería. Eso sí, la gran sorpresa llegó minutos antes del arranque, con la lesión de Vinicius en el calentamiento

Tras ese mazazo recibido sin ni siquiera haber empezado a jugar, el Madrid salió al partido con ganas. No a lo kamikaze, tampoco le hacía falta, pero sí con las ideas claras. En esa fase inicial de claro dominio blanco, sin ocasiones, el Atlético no parecía capaz ni de pasar de su propio campo.

La presión adelantada del cuadro de Ancelotti, con Bellingham como punta de lanza de la misma y con unos incansables Brahim y Rodrygo, surtía efecto ante un rival que vivía claramente mejor defendiendo que atacando.

La buena noticia para el Madrid, después de que el Atlético se hubiera desperezado, fue que encontró el premio del gol en un momento en el que el partido pasaba por unos instantes de pausa, incluso con Lunin teniendo que hacer un par de despejes en saques de esquina del equipo blanco.


Buen gol de Brahim

La jugada del 1-0 fue un ejercicio de fe de Brahim, precisamente el jugador que no estaba llamado a jugar de inicio… pero fue el encargado de abrir el marcador. El malagueño parecía tener imán, le cayeron un par de rechaces dentro del área y cuando llegó delante de Oblak, en lugar de tirar fuerte, con el riesgo de golpear al ‘muñeco’, lo hizo con suavidad, con un toque pícaro, como su juego, para sortear al esloveno y adelantar al Madrid.

La primera parte del Atlético fue poco menos que inexistente. Simeone cambió el sistema hasta en tres ocasiones, no era capaz de dar con la tecla para desactivar a un Madrid que vivía especialmente cómodo. De hecho, Carvajal, como central, no tuvo ninguna acción comprometida durante esos 45 minutos iniciales, no consiguieron amenazarle en ningún momento.

Gol bien anulado al Atlético

El segundo tiempo arrancó con susto para el Madrid. Un saque de esquina rematado por Savic en el primer palo acabó con el balón en el fondo de la red. Eso sí, el VAR intervino en la jugada después de que el asistente valorara como fuera de juego la posición de Saúl delante de Lunin. Una jugada que, vista por televisión, no dejaba ningún lugar a la duda. La posición ilegal del centrocampista interrumpió la visión de Lunin. Acierto total de los árbitros por más que Simeone y su tropa protestaran.

Penalti no pitado a favor del Madrid

Es más, si hubo un error arbitral claro que en contra del Madrid. Una caída de Bellingham dentro del área, por golpe de Savic, fue reclamado por todo el Bernabéu como penalti. Incluso Ancelotti, mirando al árbitro, le pidió que se marchara a mirar el VAR. No lo hizo. Pena máxima que se fue por el sumidero sin que nadie monte ningún escándalo mediático por el error.

Error fatal 

La orden de Ancelotti de intentar contener el resultado, en esta ocasión no le salió bien. Los cambios, dejando solo a Joselu y metiendo más centrocampistas, no funcionó. Al Madrid le faltó meter el segundo… y lo acabó pagando caro. Y lo hizo porque el experimento de la pareja de centrales formada por Nacho y Carvajal tuvo su único gran error en los minutos finales. Una pelota que quedó dividida en el área, a media altura, la terminó rematando Llorente, ante la indecisión de los dos defensores merengues para poner el definitivo 1-1. El Madrid tuvo la victoria en su mano, casi la sentencia de la Liga, pero la cedió en los segundos finales. El próximo fin de semana, ante el Girona, partido decisivo. 

Ficha técnica

Real Madrid 1: Lunin, Lucas, Carvajal, Nacho, Mendy, Camavinga, Valverde, Kroos, Bellingham (Ceballos 87’), Brahim (Joselu 70’) y Rodrygo (Modric 75’)

Atlético de Madrid 1: Oblak, Savic, Witsel, Hermoso, Riquelme (Molina 46’), Llorente, Koke (Correa 67’), Saúl, De Paul (Barrios 60’), Griezmann y Morata (Memphis 60’)

Goles: 1-0 Brahim (20’), 1-1 Llorente (93')

Árbitro: Sánchez Martínez. Amonestó a Saúl, Hermoso, Barrios

Estadio: Santiago Bernabéu.