Simeone, cabreado con los suyos, señaló a un jugador del Madrid: “Nos está rompiendo”

No le gustó nada la primera parte de su equipo en la que se vieron superados


Simeone

Simeone




El Real Madrid llegaba al derbi con una defensa en cuadro. Rüdiger se probó hasta el final pero estaba lesionado, y con Tchouaméni sancionado, Ancelotti tuvo que colocar a Carvajal de central junto a Nacho.

Con esa alineación, los de Simeone se pensaban que lo iban a tener fácil. Sobre todo si buscaban colgar balones al área, donde tenía que imponer su teórica superioridad aérea.

Pero para ello hay que controlar el balón y el Madrid fue quien dominó la posesión. Tuvo mucho dominio, pero además, el entrenador del Atlético se encontró con un gran problema, un jugador en concreto.

El cabreo de Simeone

El partido no estaba yendo como esperaba un Simeone que tuvo que reaccionar. Tuvo que cambiar a Rodrigo Riquleme de banda, incluso, se quejó a Hermoso y le pidió a Saúl que ayudara en ese costado.


"Nos está rompiendo" le gritó Simeone a los suyos. Todo por las apariciones de Lucas Vázquez, desde el carril derecho, algo que les cogió por sorpresa... y les cambió los planes.

Eran imposibles de frenarle y cuando entre el gallego, Brahim y Fede Valverde, le daban velocidad a la banda derecha del conjunto madridista, eran incapaces de detener las acometidas.

Incluso el primer gol llegó por ese costado, demostrando que el entrenador argentino no supo ver los ataques merengues, con un Lucas que estaba pillándole por sorpresa.