Lo que hizo Marcos Llorente al acercarse al escudo del Madrid: no puede caer más bajo

Marcos Llorente fue el gran protagonista del derbi madrileño.


Marcos Llorente

Marcos Llorente




El partido en el Santiago Bernabéu dejó una imagen que se ha convertido en viral casi al instante, provocando muchos debates en redes sociales y diversas reacciones tanto dentro como fuera de los vestuarios.

El comportamiento de este jugador ha dado mucho de qué hablar porque nadie lo esperaba tomando en cuenta su pasado: precisamente por eso se ha convertido en un tema de debate que marca las diferencias entre varios compañeros de profesión. 

Nos acercábamos al tramo final del partido, con el Atlético de Madrid buscando el empate, y con las prisas por recoger los balones y ponerlos rápidamente en juego se vivió una falta de respeto intolerable. Marcos Llorente pisó el escudo, totalmente a propósito, del club que le dio todo lo que es ahora. Cabe recordar que tiene sangre madridista por sus venas, de auténticas leyendas de la entidad, y que era un apasionado del Real Madrid.

El ex de La Fábrica dejó esa imagen, muy destacada, y también no se cortó al marcar el gol del empate en el minuto 93 en el Bernabéu tocándose el escudo y celebrándolo con rabia. Ahora se va entendiendo, poco a poco, esa decisión de Zinedine Zidane de apostar por Fede Valverde antes que Marcos Llorente. 


Sus palabras madridistas cobran relevancia viendo esas imágenes: "Crecí y empecé a soñar con jugar en el Real Madrid. Aprendí, deje casi todo de lado... y se cumplió", aseguraba en 2019 tras debutar con la elástica merengue a las órdenes de Santiago Solari. A la postre, a las primeras de cambio, decidió cambiar de bando y pasó a ser un ídolo en el Metropolitano.


descripcion de la imagen


Faltas de respeto

Ya van varias veces en las que no muestra su respeto hacia el Real Madrid. Ese discurso cambió radicalmente y a la 'pisada' hay que añadir, también, el vacile que tuvo con Sergio Ramos en un anterior Atlético de Madrid-Sevilla, subiendo una foto en redes sociales (y que tuvo mucha repercusión) con el de Camas arrodillado ante la celebración de los atléticos.

Un inglés recién llegado, como es Bellingham, sí que mostró profundo respeto al rival. Jude, en el derbi del Metropolitano de Liga, vivió una situación parecida y evitó pisar el escudo del Real Madrid. Un doble rasero que demuestra los valores de unos y otros. Totalmente distintos.