El Madrid mandó a Carlos Martínez y Axel Torres a la calle en el derbi: Florentino cumple la ley

La previa del derbi madrileño dejó una imagen especialmente llamativa


 Carlos Martínez y Axel Torres

Carlos Martínez y Axel Torres




La previa del derbi madrileño para Movistar se hizo fuera del estadio madridista: Carlos Martínez, Axel Torres e Iker Casillas tuvieron que abrir el partido lejos de su cabina designada en el interior del estadio porque el Real Madrid cumple la ley establecida.

La batalla que tiene el club blanco con Javier Tebas a cuenta de los derechos audiovisuales y su gestión ha dejado una imagen que ha sido muy criticada.

Especialmente porque no entendían porqué el narrador y los comentaristas tenían que estar fuera de su cabina. Pero no es la primera vez que ocurre, puesto que la previa del partido entre Real Madrid y Getafe tuvo que desarrollarse fuera del estadio merengue: en aquella ocasión fue en una furgoneta.

Esta limitación que ha colocado el Real Madrid a las imágenes que puede usar Movistar viene de lejos y está avalada por una sentencia judicial.


En concreto, el Real Madrid se apoya en la sentencia de la Audiencia Nacional. La Sala de lo Contencioso-Administrativo de este tribunal dio la razón al Real Madrid cuando el club blanco reclamó la propiedad y explotación comercial de las imágenes previas y posteriores al partido. El veredicto de la Audiencia Nacional recortó sensiblemente los límites de tiempo de forma que la Liga tiene menos contenido disponible.

Sentenciado judicialmente

Según la sentencia, la comercialización de las imágenes se circunscribe a "los eventos que se desarrollen en el terreno de juego, incluyendo las zonas del recinto deportivo visibles desde el mismo, desde los dos minutos anteriores a la hora prevista para el inicio del acontecimiento deportivo hasta el minuto siguiente a su conclusión". Este margen de tiempo ha provocado, por ejemplo, que los pupilos de Carlo Ancelotti no concedan entrevistas a pie de campo al término de los primeros 45 minutos.

El Real Madrid denunció el Reglamento para la Retransmisión Televisiva de la Liga. Este documento aprobado en 2018 daba control total al ente presidido por Javier Tebas sobre unas imágenes de las que ya no dispone, obligando a los medios de comunicación que sí tienen derechos audiovisuales a pensar maniobras para acercarse lo máximo al estadio madridista sin tener que hacer uso de las imágenes emitadas en directo por RMTV durante la previa y el pospartido.