Ancelotti solo tiene un jugador intocable y es una sorpresa: ni Bellingham ni Vinicius

El entrenador italiano parece haber encontrado al futbolista ideal para su equipo


Ancelotti no moverá a este futbolista de su once de gala

Ancelotti no moverá a este futbolista de su once de gala




Carlo Ancelotti tiene un futbolista importantísimo en el once de gala. Tanto es así que ha estado presente en todas las alineaciones de los partidos importantes que se han disputado hasta la fecha. Sus capacidades y virtudes le han otorgado un rol mucho más profundo de lo que podría haber pensado: Fede Valverde es el hombre orquesta del míster de Reggiolo.

La polivalencia del '15' uruguayo no es ningún secreto en el Real Madrid. Ya durante el segundo ciclo de Zinédine Zidane en el banquillo merengue, el 'Halcón' se desempeñó en un amplio rango de posiciones que se mantuvo durante las temporadas 21/22 y 22/23. Pero la debacle en el Etihad Stadium lo cambió todo... para bien.

La modificación del esquema táctico de Carlo Ancelotti por la salida de Karim Benzema y la llegada de Jude Bellingham ha dado nuevas funciones a Fede Valverde: es uno de los responsables de controlar el centro del campo. Su trabajo está siendo más silencioso que nunca, porque ya no aparece en las estadísticas goleadoras con la misma frecuencia que antes.

Para todo y para todos

No le faltan elogios al centrocampista sudamericano, que se ha convertido en el único jugador en disputar todos los partidos posibles de la temporada 23/24. Esta nueva muestra de su físico y resistencia superiores es uno de los muchos motivos por los que Fede Valverde es el verdadero 'intocable' de Carlo Ancelotti en el Real Madrid.


Desempeñándose como mediocentro clásico o como interior, incluso actuando como pivote para 'escoltar' a Toni Kroos en la base del esquema táctico del míster de Reggiolo, Fede Valverde es capaz de prácticamente cualquier cosa. Su fantástica evolución bajo la dirección técnica de Carlo Ancelotti ha forjado en él la quintaesencia del centrocampista box-to-box tan apreciado en los últimos años por la élite futbolística europea.