El gafe del Madrid no se detiene: Bellingham, esguince de tobillo a tres días de la Champions

El centrocampista inglés ha encendido las alarmas en Chamartín


Bellingham

Bellingham




El Real Madrid, tras empatar frente al Atlético de Madrid, tenía que hacer frente a un partido trascendental en la lucha por LaLiga. Así, desde el primer minuto, se notó que el equipo estaba motivado para lograr los tres puntos ante un rival directo. El Madrid realizó uno de sus mejores partidos de la temporada en el mejor momento posible. Sin embargo, Bellingham encendió las alarmas en el madridismo. 

El centrocampista inglés, una vez más, firmó un auténtico partidazo, con permiso de un Vinicius Junior estelar. Bellingham anotó dos goles más en su cuenta particular y ya son 20 goles en lo que lleva de temporada. Todo eran buenas noticias hasta que, nada más anotar su segundo gol, el inglés se tiró al suelo y pidió el cambio. El silencio se apoderó de un Bernabéu que 'rezaba' por su estrella. 

Minutos antes, Bellingham, tras una entrada de Pablo Torre, se torció el tobillo, un gesto muy feo que puede tener consecuencias. El dolor se hizo patente en un Jude que no dudó en pedir las asistencias. Ya en el banquillo, los servicios médicos del Real Madrid le pusieron hielo en su maltrecho tobillo para evitar que el dolor fuera a más. En las próximas horas, Bellingham se someterá a pruebas. "Tiene un esguince, este domingo le evaluaremos", indicó Ancelotti en la rueda de prensa. 

Atentos

El Real Madrid y el público presente en las gradas del Bernabéu se estaban divirtiendo, el equipo estaba jugando de maravilla. Sin embargo, la posible lesión de Bellingham ha protagonizado la nota amarga del encuentro. 


El conjunto de Carlo Ancelotti, este próximo martes, regresa a la Champions, donde la presencia de Bellingham se antoja fundamental. Por esta razón, el Madrid tratará de recuperar para la causa a un centrocampista inglés que será duda.