La respuesta del Bernabéu al anuncio, desde Francia, del fichaje de Mbappé por el Madrid: unánime

La parroquia blanca respondió de forma unánime a la posible llegada del astro galo


Mbappé

Mbappé




El Santiago Bernabéu tiene atmósfera de partido grande. El encuentro contra el Girona, que se está disputando en estos momentos, es fundamental para el destino de la Liga... y los intereses del club blanco.

De conseguir la victoria, los pupilos de Carlo Ancelotti podrían alzarse cinco puntos por encima del cuadro catalán y dejar ligeramente encarrillada el campeonato de la máxima competición nacional antes del final de la temporada.

Este partido en el feudo merengue también era esperado debido a uno de los grandes ausentes en el vestuario blanco: Kylian Mbappé. Ha pasado casi una semana desde que diarios como Le Parisien o BILD señalaran que el atacante de Bondy había decidido no renovar con el PSG. Asimismo, dejaron claro que el Real Madrid sería su próximo destino futbolístico a partir de este verano.

Así como la junta directiva liderada por Florentino Pérez ya no confía en la palabra del futbolista galo ni de su entorno, el madridismo parece impermeable ante todos estos intentos de llenar el día a día del club blanco con rumores e informaciones que llegan desde París.


Conscientes de la importancia que tiene el partido contra el Girona, la afición muestra un comportamiento habitual en los días de partido.

Concentración máxima

No hay prácticamente menciones al jugador galo. Esta dura sentencia del Santiago Bernabéu a todos los rumores sobre Kylian Mbappé son el reflejo perfecto de la actitud que ha tomado el Real Madrid frente a una nueva entrega de la saga del mercado más larga que se recuerda en mucho tiempo. El interés por el futuro del atacante de Bondy es cada vez menor entre los aficionados madridistas.

Lo mismo sucede en Francia, donde cada vez son más las críticas y las recomendaciones de un movimiento en dirección al Real Madrid. Mbappé está en el punto de mira de todos... pero no en el del Santiago Bernabéu. El choque contra los pupilos de Míchel es la clave para desencallar el segundo título de la temporada y la grada estará con sus jugadores hasta el final.