Vinícius se lo soltó al oído a Bellingham tras su gol: “Oye, no p…”

Ambos charlaron en el túnel de vestuarios antes de la segunda mitad


Vinícius habla con Bellingham en el vestuario

Vinícius habla con Bellingham en el vestuario




El Real Madrid dominó la primera mitad del partido contra el Girona: consiguió una ventaja de dos goles antes del paso por vestuarios gracias a dos buenas jugadas de Jude Bellingham y Vinícius Jr. El '7' verdeamarelo hizo unos primeros 45 minutos para enmarcar marcando un golazo desde fuera del área y colocando una grandísima asistencia con el exterior para su compañero británico.

La charla técnica de Carlo Ancelotti en los vestuarios dio paso al regreso al terreno de juego, un momento en el túnel de los vestuarios en el que Vinícius Jr. aprovechó para acercarse al futbolista inglés y dejarle un comentario en tono de broma sobre la jugada del segundo gol: "Oye, no podías destrozarme el pase tan bueno que te había dado, ¿eh?".

Esta acción ha dejado maravillados a los presentes en el Santiago Bernabéu, porque Vinícius ha tenido uno de los mejores partidos de la temporada. A pesar de sus lesiones a lo largo del curso y sus sorprendentes molestias cervicales adquiridas antes del partido contra el Atlético de Madrid, el atacante carioca demostró que no necesita mucho para dejar su marca personal en el partido.

Combinación excelente

El equipo merengue, guiado por ambos jugadores durante los casi 70 minutos que estuvieron en el terreno de juego, cuajó uno de los mejores partidos de la temporada: el contexto clamaba por un golpe sobre la mesa después de lo ocurrido contra el cuadro colchonero la semana pasada y los pupilos de Carlo Ancelotti supieron responder perfectamente.


Con esta combinación para hacer el segundo gol, Vinícius y Jude Bellingham aportan una prueba más de su importante química tanto dentro como fuera del césped. Ambos han encontrado un gran compañero de ataque desde que el '5' inglés aterrizó en Valdebebas. El crecimiento conjunto de la plantilla del Real Madrid deja claro que el techo de rendimiento está muy lejos todavía.