Acabó con lágrimas de emoción por culpa de Ancelotti: se lo dijo delante de todos

El futbolista recibió el elogio sincero del técnico italiano delante de sus compañeros


Ancelotti lo reconoció en pleno vestuario

Ancelotti lo reconoció en pleno vestuario




No cabe duda de que el futbolista que merecía ser el MVP del partido contra el Girona era Vinícius Jr. El futbolista verdeamarelo estuvo involucrado en los cuatro goles anotados para ganar el encuentro: marcó el primero, dio dos pases de gol y forzó la jugada para que Bellingham pudiera poner el 3-0 con un remate sencillo a puerta vacía. Ancelotti no se guardó nada.

El míster de Reggiolo estuvo muy atento a la actuación de sus pupilos y reaccionó en consecuencia en la sala de prensa del Santiago Bernabéu. La victoria implacable contra el Girona fue un ejemplo más de que "Vinícius es el mejor jugador del mundo" en su opinión. Estas declaraciones siguen dando de qué hablar porque el '7' se ha convertido en un candidato casi perenne al Balón de Oro en las dos últimas temporadas.

Este momento en rueda de prensa se volvió a repetir cuando el entrenador del Real Madrid regresó al vestuario del Santiago Bernabéu a su paso por zona mixta. Ancelotti se sinceró con Vinícius delante de todos sus compañeros y dejó claro que le considera el mejor jugador del mundo. Estas palabras hicieron que el delantero brasileño se emocionara y terminara llorando.

Sinceridad y emoción

Fue entonces cuando el vestuario rompió a aplaudir. El crecimiento de la plantilla entrenada por Carlo Ancelotti como grupo se ha visto fortalecido por la gestión del técnico italiano, consciente de que solo la mano dura no tiene éxito en un grupo repleto de estrellas jóvenes cuyos egos profesionales y personales pueden entrar en conflicto en cualquier momento.


Salvo tensiones puntuales, las 'peleas' entre los jugadores madridistas se han mantenido en mínimos históricos. El Real Madrid marcha como una balsa de aceite gracias a Carlo Ancelotti: la gestión humana y futbolística del vestuario ha sido definitiva para conseguir buenos resultados deportivos que contribuyen a tener muchas más expectativas de lo que está por venir al término de la presente temporada.