La reacción que tuvo el Emir al saber, de Fayza Lamari, que Mbappé se va: "Se p..."

El futuro del atacante de Bondy podría concretarse antes de lo esperado


Fayza Lamari revela el destino de Mbappé al Emir de Qatar

Fayza Lamari revela el destino de Mbappé al Emir de Qatar




En Francia no se habla de otra cosa: el futuro deportivo de Kylian Mbappé parece aclararse un poco más. Ha pasado una semana desde que Le Parisien dejara caer que el atacante de Bondy no renovaría su contrato con el PSG y se marcharía al Real Madrid, una maniobra que todavía no ha llegado. Pero en las oficinas del Parque de los Príncipes ya conocerían su 'no' definitivo a la renovación.

Tanto es así que la noticia habría viajado rápidamente hasta Qatar. Fayza Lamari, agente y representante de su hijo, señalaría que se marchan a "otro proyecto". Aunque no dan nombres, en Qatar saben perfectamente cuál podría ser su destino. De ahí llegaría la reacción del Emir, que "se puso enloquecido" al conocer que Nasser Al-Khelaïfi no habría podido retener en París a la máxima estrella de la entidad rouge et bleu.

Kylian Mbappé es todo un símbolo en Francia. Su marcha del PSG es un golpe muy duro para la reputación de la entidad francesa y su hoja de ruta futura: las opciones de conseguir una Champions League sin el '7' parisino se reducen considerablemente. Por eso, especulan desde el país vecino, Mbappé estaría pensando en dar lo mejor de sí mismo para llevar al cuadro capitalino galo hasta la final de Londres.

Contrarreloj

También por este motivo el anuncio de su salida del Parque de los Príncipes se está haciendo esperar. Mbappé considera que dicha comunicación oficial distraería a sus compañeros y al cuerpo técnico, más centrados en qué hacer la próxima temporada sin contar con sus servicios. Por eso el entorno del futbolista galo sigue jugando al despiste: querrían marcharse de París con la mejor imagen posible.


La supuesta decisión de Kylian Mbappé de no continuar en el PSG no habría sentado bien en Qatar. La renovación conseguida en la primavera de 2022 fue un importante subidón reputacional para Nasser Al-Khelaïfi y los dueños del club francés a costa de unos sueldos y prebendas multimillonarias que volverían a gastar para garantizar una continuidad que cada día se diluye con mayor rapidez.