Ancelotti solo tiene una gran duda en su once titular: Modric afectado

Carletto espera un rival potente


Carlo Ancelotti

Carlo Ancelotti




Llegó el día donde nuevamente el Real Madrid se mide con la Copa de Europa y donde una vez más Carlo Ancelotti ha tenido que deshojar la margarita pensando en el 11 que saldrá esta noche por Alemania. Leipzig ya se encuentra más cerca y el entrenador del conjunto blanco solo maneja una gran duda de cara hacer oficial su formación titular al oeste de Germania.

“Llegamos bien. Estamos en una buena racha, en un buen momento. El equipo está ilusionado y motivado. Vuelve la Champions, que es una competición que nos gusta mucho y jugamos contra un rival potente, de calidad y que juega un fútbol de intensidad. Hay que plantear un partido completo en lo defensivo y en lo ofensivo, pero ahí tenemos la calidad”, analizaba horas atrás un Ancelotti que se espera un partido exigente en todos los sentidos y donde por supuesto la baja de Bellingham se notará.

Conseguir que esto sea lo menos dañino posible es el primer objetivo de una plantilla donde solamente se encuentra una gran duda en el aire. Si bien Ancelotti no quiso despejar varias preguntas de la prensa alrededor de qué fichas escogerá sobre el césped, se espera que éstas no varíen mucho en relación con sus últimas formaciones titulares. Modric banquillo

¿Qué sistema, Carlo?

Es la única gran duda que tiene ahora mismo Ancelotti y su cuerpo técnico. Un 4-3-1-2 dónde Brahim ejerza de Bellingham aparece en la hoja de ruta. Pero también lo hace un 4-3-3 donde Joselu se encuentre rodeado por los brasileños en ataque. Se espera que igualmente los nombres que se vienen a sentando como titular tanto en los laterales como en el centro de la defensa mantenga en su lugar. Nacho vuelve.


Lunin; Carvajal, Tchouaméni, Nacho, Mendy, Camavinga, Valverde, Kroos, Brahim/Joselu, Vinicius y Rodrygo. Salvo que vengan giros de 180º se espera que estos sean los elegidos para comenzar el duelo de ida de octavos de la Liga de Campeones para un Real Madrid que vuelve a su competición fetiche. Conseguir el primer triunfo en la casa de Red Bull, el paso inicial para llegar a la final de Londres.