Ancelotti se fue a por el entrenador del Leipzig con el dedo en alto: “Ahora no p…”

Tenso momento antes del descanso


Marco Rose y Carlo Ancelotti

Marco Rose y Carlo Ancelotti




El Real Madrid empata de momento en su visita al Red Bull arena por la ida de unos octavos de la Liga de Campeones que ya son historia para los hombres de Carlo Ancelotti.

Tras una previa eterna y una batalla de 90 minutos plagada de ítems a tener en cuenta, hubo tiempo hasta encontronazos entre el entrenador blanco y Marco Rose.

Con muchas bajas a nivel defensivo e igualmente con el retorno a la convocatoria de Nacho se hicieron presentes los hombres de Carlo Ancelotti por un oeste de la Bundesliga donde todo eran promesas de dificultades u obstáculos.

Enfrente se encontraba uno de los mejores equipos que atacan el fútbol alemán y al mismo tiempo una plantilla con diversos problemas a nivel defensivo que pretendía ser atacada como nunca por los jugadores del Real Madrid.


Los jugadores del conjunto blanco llegaban a la cita tras un pleno de victorias en la fase de grupos y de igualmente incluso ya haber conquistado tierras germanas con su victoria frente a la Unión Berlín allá por el mes de diciembre. La Bundesliga ha dejado de ser ese territorio hostil de otras décadas pero siempre supone un reto para el Real Madrid en cuanto a la Copa de Europa se refiere. Primera parte que terminó con reclamos entre banquillos.

Ancelotti no olvida

Todo ocurrió antes del descanso y en una jugada en la cual el Real Madrid no devolvió la posición del balón a su rival. Un hito que por supuesto no hubiera ocurrido si es que el Leipzig hubiera dado la otra mejilla en una jugada similar algunos minutos antes. Rose reclamó Ancelotti éste respondió de manera tajante.

“Ahora no puedes protestar por no tirarla cuando la teníais vosotros y no lo habéis hecho…”, decía a Rose sobre esa jugada en la que no echó el Madrid la pelota fuera. Mucha atención en el Red Bull arena tras una primera parte cargada de ocasiones para el local y donde los blancos no terminaron de encontrar su mejor versión.