Florentino ya ha fichado al nuevo central: solo falta la llamada de Ancelotti

El presidente blanco ha construido un plan que necesita el visto bueno del técnico italiano


Florentino y Ancelotti forjan el 'nuevo' Real Madrid

Florentino y Ancelotti forjan el 'nuevo' Real Madrid




El partido entre el RB Leipzig y el Real Madrid podría haber iniciado un cambio imprevisto en la plantilla merengue. La buena actuación de Aurélien Tchouaméni como central en dicho encuentro ha provocado que la junta directiva liderada por Florentino Pérez valore la posibilidad de colocarle como nuevo central para las próximas temporadas.

Fue el mismo Carlo Ancelotti quien dejó caer que hablaría con el '18' para "ver si acepta jugar ahí también cuando no tengamos la emergencia", una situación que sería ideal en las cábalas de los directivos merengues. Desde las oficinas de Valdebebas quieren ampliar al máximo las posibilidades de una plantilla llena de jugadores jóvenes y polivalentes: Camavinga no puede quedarse fuera del once inicial bajo ningún concepto.

Por eso ya se bajara dejar a Tchouaméni como un central definitivo, una transición entre demarcaciones que se irá fraguando lentamente para no hacer enfadar al futbolista: el '18' ha dejado claro que no le gusta jugar en esa ubicación en reiteradas ocasiones. Así, la nueva pareja de centrales en el Real Madrid estaría compuesta por Éder Militão, una vez que se recupere de su lesión de cruzado, y por el propio Tchouaméni.

Plan de encaje perfecto

Colocar al '18' galo en la defensa liberaría un espacio en el centro del campo para Eduardo Camavinga, que pasaría a formar un doble pivote junto a Toni Kroos... siempre y cuando el '8' germano decida renovar su contrato al término de la presente temporada. No solo se daría espacio a todos los jugadores que hay hoy por hoy en la plantilla, sino que se ahorraría muchísimo dinero.


Porque la incorporación de un central costaría al Real Madrid una cifra mínima de 60 millones de euros, un dinero que podría ir destinado a la contratación de las dos prioridades de Florentino Pérez para el mercado de verano: Kylian Mbappé y Alphonso Davies. Asimismo, se garantizarían más refuerzos en la defensa y la delantera con la recuperación de Rafa Marín después de su cesión en el Alavés y la llegada definitiva de Endrick, ya firmada desde hace más de un año.