Sorpresa en el Bernabéu: el Madrid ya le ha confirmado a Joselu lo de Mbappé

El delantero cedido por el Espanyol sabe qué le depara el futuro


Joselu Mato y Kylian Mbappé

Joselu Mato y Kylian Mbappé




El Real Madrid parece inclinarse cada vez más hacia el fichaje de Joselu. El '14' cedido por el Espanyol se ha adaptado desde el primer momento al rol asignado al principio de temporada y cuando le ha tocado saltar al terreno de juego ha rendido correctamente.

Su encaje en la plantilla actual y en el proyecto deportivo que está a punto de comenzar no es discutible.

La junta directiva liderada por Florentino Pérez se ha acercado a él para asegurarle que, sin importar la posible llegada de Kylian Mbappé, la idea pasa por retenerle durante varias temporadas más en el vestuario merengue.

Ahora bien, la continuidad de Joselu coincidirá en el tiempo con el propio atacante de Bondy y con el arribo de Endrick: el delantero del Palmeiras finaliza su cesión al Verdão este mismo verano.


"Nos das cosas que ninguno de los otros delanteros, venga o no Mbappé, nos ofrecen", señalan desde las oficinas de Valdebebas. Además, la rentabilidad económica que ofrece su hipotética incorporación es otro punto a favor: solo habría que pagar 1,5 millones de euros al Espanyol para hacerse con su ficha. Con Joselu y Endrick, sumando una posible llegada de Mbappé, el Real Madrid tendría tres perfiles diferentes de delantero.

Sigue siendo importante

Joselu, sin embargo, pasaría al tercer lugar y quedaría como el desastacador de partidos: cumpliría la misma función que asume hoy por hoy pero con menos frecuencia. Este papel como 'especialista' para ciertos partidos y minutos muy concretos, especialmente los descuentos de los choques en los que se necesite gol de forma desesperada, significará la creación de una ficha acorde a su tiempo de juego esperado.

Pero este asunto no parece ser un problema para una posible incorporación definitiva a la plantilla. Joselu ha hecho todo lo posible por recalar en el club blanco: todo apunta a que no dejaría pasar la oportunidad de continuar en el vestuario del Santiago Bernabéu con un sueldo similar o incluso ligeramente menor del que disfruta ahora.