Take Kubo acabó el partido en París muy enfadado con Mbappé: “Es mi culpa…”

El futbolista japonés es protagonista de la jornada


Kubo y Mbappé se las tuvieron en París

Kubo y Mbappé se las tuvieron en París




Los delanteros 'vigilados' por el Real Madrid marcaron la diferencia en la ida de octavos entre PSG y Real Sociedad. Kylian Mbappé y Takefusa Kubo protagonizaron la jugada del primer gol de los pupilos de Luis Enrique, un tanto que desencalló un partido complicado para los locales. El atacante de Bondy apareció de la nada y complicó la vida al '14' japonés que perdió la marca y provocó el gol del cuadro francés.

"Pensaba que lo tenía marcado pero cuando veo que hay segunda jugada intento salir porque veo que la gana Igor pero de rebote da en la espalda de no sé quién y Mbappé como es rápido ya me ha ganado dos metros". El quiebro que hizo el delantero galo para adelantarse a toda la defensa de la Real Sociedad y conseguir anotar el primer gol del encuentro fue decisivo para el partido... y quien sabe si la eliminatoria.

Lo que sorprende de Takefusa Kubo son las declaraciones en las entrevistas flash, asumiendo la responsabilidad del error y analizando qué había salido mal: por eso no se marchó tan bien como habría querido de un partido grande en uno de los escenarios más importantes del fútbol europeo. Este fallo en la marca de Kubo a la salida de un córner sigue repitiéndose en su cabeza.

¿Futuro común?

Pero esta eliminatoria podría no ser la única vez que ambos futbolistas crucen sus caminos, porque el Real Madrid tiene a ambos en su lista de futuribles. La distancia de Mbappé respecto del Santiago Bernabéu, con una posible salida del PSG como agente libre este mismo verano, es más pequeña que la de un Take Kubo que se ha asentado en el proyecto de Imanol Alguacil y ha renovado hasta verano de 2029.


Por eso es complicado, aunque no imposible, que ambos compartan un sitio en el vestuario del Santiago Bernabéu algún día. La sucesión de Joselu y otros cambios en la plantilla podrían hacer que Take Kubo sea una prioridad para la junta directiva merengue: en las oficinas de Valdebebas no se olvidan de él a pesar de que su fichaje se ha ido enfriando sensiblemente con el paso del tiempo y las buenas actuaciones de Brahim Díaz y la recuperación de Arda Güler.