Al-Khelaïfi, OK para ficharle: le da a Florentino los 100 kilos de la prima de Mbappé

El presidente del PSG prepara un fichaje 'sorpresa' en la plantilla madridista


Florentino Pérez y Nasser Al-Khelaïfi

Florentino Pérez y Nasser Al-Khelaïfi




El 'caso Mbappé' ha estallado esta semana, algo que aún no asimilan Nasser Al-Khelaïfi y el emir Tamim bin Hamad Al Thani, ya que esto ha sido un duro 'golpe' para ellos.

Esto era de esperarse, especialmente porque los dirigentes del PSG no están acostumbrados a perder en los mercados de pases.

Todo apunta a que el 'caso Mbappé' terminará en el Real Madrid. Los ejecutivos blancos, liderados por Florentino Pérez, podrían haber iniciado ya las diligencias necesarias para su incorporación al vestuario del Santiago Bernabéu... lo que significaría la pérdida de uno de los futbolistas más apreciados por el presidente merengue. La estrategia del PSG podría ser 'contraatacar' el fichaje de Mbappé, aunque fuera como agente libre, quitando a un titularísimo de la plantilla blanca.

Nasser Al-Khelaïfi, según la información publicada en las últimas horas, habría comenzado ya la búsqueda del reemplazo del atacante de Bondy, una tarea que no es nada fácil. Pero Luis Enrique, el entrenador del cuadro rouge et bleu, podría tener la solución a este dilema: "Al que quiero es a Rodrygo, Nasser, es el mejor fichaje posible".


Esta petición de Luis Enrique no es nueva en las oficinas de Poissy. El exseleccionador español siempre ha sido un gran seguidor del '11' verdeamarelo madridista y ha solicitado su fichaje en ocasiones anteriores, por lo que no es de extrañar que lo haga de nuevo. Especialmente cuando en París podría haber cierto 'revanchismo' hacia el club merengue que se vería incrementado siempre y cuando Kylian Mbappé vista la elástica blanca desde la próxima temporada.

En el punto de mira

Más allá de esa 'guerra' que viven Real Madrid y PSG, Luis Enrique considera a Rodrygo Goes como el fichaje ideal para la plantilla. La capacidad asociativa que ha demostrado el futbolista desde que llegó a la élite y su estilo de juego y regates son afines a los planteamientos tácticos del técnico asturiano. Algo que sin duda mejoraría los resultados obtenidos hasta la fecha y colocaría a la escuadra parisina como una 'amenaza' de consideración en el fútbol europeo.

La operación se podría cerrar con 100 millones de euros: esa oferta del PSG estaría pagada gracias a los ahorros que la salida de Mbappé generarían en las arcas del Parque de los Príncipes de cara a la próxima temporada. Solo la prima de fichaje que se ahorra Nasser Al-Khelaïfi con dicho movimiento le podría otorgar un sucesor de primer nivel... que además es el favorito del entrenador.