Sergio Ramos quiere cambiar su camiseta con dos jugadores del Madrid: “Me la guardas”

El excentral madridista se mantiene en contacto con sus antiguos compañeros


Sergio Ramos ha hablado con dos jugadores del Real Madrid

Sergio Ramos ha hablado con dos jugadores del Real Madrid




Real Madrid y Sevilla trabajan, en sus respectivas Ciudades Deportivas, preparando el choque que tienen este domingo en el Santiago Bernabéu. El cuadro madridista recibe al club hispalense con la intención de ampliar su ventaja de seis puntos sobre el Girona: la derrota del equipo catalán en San Mamés podría haberles eliminado definitivamente de la pelea por la Liga si los pupilos de Carlo Ancelotti puntúan esta jornada.

Uno de los detalles más llamativos de este partido estará en el terreno de juego. Todo apunta a que el Sevilla confiará en Sergio Ramos para liderar la defensa y dejar la portería a cero. El regreso del central camero al Santiago Bernabéu después de tres años fuera podría provocar un homenaje por parte de la parroquia madridista, una idea que se ha extendido rápidamente en redes sociales.

Sergio Ramos será protagonista, no cabe duda. El antiguo '4' del Real Madrid, además, mantiene gran parte de los contactos que hizo vistiendo la elástica blanca... aunque ya quedan pocos jugadores con los que compartió vestuario. Pero dos de sus "hermanos", como él los llamaba, todavía siguen defendiendo el escudo del Real Madrid.

No ha cambiado nada

Luka Modric y Lucas Vázquez han comentado en los últimos días el partido que se acerca al final de la semana con el propio Sergio Ramos. En esas conversaciones, el central andaluz les ha hecho una petición de intercambio, pidiendo que le guardaran sus camisetas de la presente temporada para llevárselas como recuerdo de este reencuentro en el feudo merengue. A cambio, ambos jugadores blancos se llevarán la elástica sevillista del camero.


Si bien es cierto que la salida de Sergio Ramos fue algo turbulenta, el tiempo y la distancia parecen haber arreglado esas pequeñas diferencias. El hoy jugador del Sevilla estuvo cerca de marcharse a Arabia Saudí pero decidió regresar a Nervión en uno de los momentos más complicados de la historia sevillista: desde hace dos temporadas están peleando por la permanencia y pasar las posiciones de media tabla.