Tras lo de Mbappé, adiós al Real Madrid: Rüdiger habla de su posible fichaje por el PSG

El central alemán lo ha reconocido en su última entrevista


Rüdiger estuvo a punto de no fichar por el Real Madrid

Rüdiger estuvo a punto de no fichar por el Real Madrid




Antonio Rüdiger está contento en el Real Madrid. Su escalada en la jerarquía del vestuario, que comenzó a finales de la temporada pasada, se ha consolidado durante el presente curso... si bien ha sido a costa de la lesión de Éder Militão. Sea como fuere, el '22' alemán asegura que no cambiaría su equipo actual por ningún otro, por muy cerca que estuviera de hacerlo.

Porque el central teutón llegó como agente libre procedente del Chelsea. Florentino Pérez le pidió que no renovara y el zaguero le hizo caso, haciendo realidad uno de los fichajes de veteranos más sólidos y rentables de los últimos años. Pero su paso por la entidad blue no fue tan agradable como parece, ya que Rüdiger confesó que "tenía muchas ganas de irme. Me quería ir. Quería ir al PSG con Thomas Tuchel, ese era mi deseo"

La posibilidad de salir de Stamford Bridge para recalar en el Parque de los Príncipes fue mucho más real de lo que se destiló en su momento, "pero no fue así y seis meses después Tuchel llegó al Chelsea procedente del PSG. Luego ganamos juntos la Champions League. Probablemente debería ser así". El hecho de quedarse en el Chelsea le habilitó marcharse al Real Madrid, un club que ya estaba en su punto de mira desde hacía varios años.

Final feliz

"Soñaba con jugar en el Madrid, pero nunca estuvo en mi cabeza poder hacerlo. Para mí, la Premier League era el objetivo final". El paso de Rüdiger por la liga inglesa tenía como paso final vestir la elástica blanca, algo que el propio Rüdiger considera "un privilegio por todo el duro trabajo que he realizado a lo largo de los años"


Antonio Rüdiger también ha tenido tiempo, en su entrevista con GOAL, de describir a Carlo Ancelotti como un entrenador "realmente muy tranquilo. Con Carlo todos vamos en la misma dirección, y así es exactamente como funciona perfecto". Todos coinciden en que el míster de Reggiolo es uno de los máximos responsables del buen momento, más allá del terreno deportivo, que vive la disciplina merengue de la que Rüdiger forma parte.