Un golazo que puede valer una Liga: Luka Modric pidió su renovación a lo grande

El croata fue el salvador de los blancos con un golazo que le dio los tres puntos al conjunto de Ancelotti.


Modric

Modric




Poco margen para la sorpresa tenía Carlo Ancelotti en su alineación para recibir al Sevilla. Entre lesionados y sancionados le dejaron el equipo titular medio hecho al técnico italiano. Rudiger volvía al centro de la defensa, Tchouameni al centro del campo y Modric y Güler contaban otra vez con la etiqueta de revulsivos ante el Sevilla de un Sergio Ramos que se llevó una merecida ovación por parte del madridismo, al igual que Topuria, el madridista del momento en el mundo del deporte.

El encuentro comenzó con un guion bastante esperado. Tanto por el juego, con el Madrid dominando y el Sevilla esperando, como por el arbitraje.

Gol anulado a Lucas 

Y es que con el partido todavía por definirse, los colegiados le anularon un gol a Lucas Vázquez por una falta previa de Nacho. Una jugada de fútbol, con un toque por detrás del defensa del Madrid a En-Nesyri, que acabó en un rápido ataque blanco que finalizó Lucas con una gran definición. El árbitro, Díaz de Mera, no vio ningún tipo de falta y concedió el gol, sin embargo, González Fuertes, desde el VAR, quiso ser protagonista y pidió la anulación del gol por una falta que, aun siendo discutible, no puede ser considerada tan flagrante como para eliminar ese gol.

Al Madrid se le había puesto de cara el partido con ese gol, sin embargo, la anulación del mismo pesó en el ánimo del equipo. El Sevilla tenía muy claro lo que quería hacer, defenderse, a poder ser muy cerquita de su portero, y soltar alguna contra que pudiera darle el partido.


El partido que planteó Quique Flores era el típico que más se le suele atascar al Madrid. Sin espacios, con pocos huecos para las carreras de Vinicius, Ancelotti tenía que meterle alguna alternativa al juego para poder incordiar al Sevilla. De hecho, con la excepción del gol anulado, solo un remate lejano de Valverde, bien despejado por Nyland, se pudo contar como ocasión de peligro para los blancos en los primeros 45 minutos.

Valverde, al poste 

Ancelotti tocó un poco el planteamiento en el arranque del segundo acto. Volcó un poco más hacia la derecha a Valverde y el uruguayo no tardó nada en darle la razón a su técnico con ese ligero ajuste. Una llegada por la derecha de Lucas encontró precisamente a Federico que, algo apurado, alcanzó a tocar la pelota para estamparla contra el palo ante el lamento del uruguayo.

El Madrid había mejorado mucho sus prestaciones en el segundo tiempo. Con más gente por delante, con mayor empuje y el Sevilla ya no defendía de una manera tan sencilla como en el primer tiempo. Vinicius y Rodrygo ya empezaban a mostrarse e, incluso, el segundo tuvo una ocasión muy clara que mandó por encima del larguero.

El cuadro blanco estaba cogiendo ritmo, merodeaba el área rival, sin embargo, un inesperado acontecimiento le iba a frenar en seco. Y es que el árbitro Díaz de Mera se lesionó en el gemelo y tuvo que entrar el cuarto colegiado, Fernández Buergo. Una ‘operación’ en la que se perdieron cerca de cinco minutos.

Golazo de Modric 

Ancelotti no veía nada clara la noche y tocó una de las pocas teclas mágicas que le quedaban, la de Luka Modric. El croata entró al campo y se dejó notar casi de inmediato. Primero con un par de buenos pases en profundidad, pero, sobre todo, con un remate que le iba a dar al Madrid poco después el 1-0. El todavía dorsal 10 del conjunto blanco aprovechó un rechace de la defensa para acomodarse la pelota y darle un toque perfecto para colarla junto al poste de la meta visitante. En una semana en la que se le había colocado en el cuerpo técnico de Ancelotti, Modric acababa de marcar un gol clave. Lo celebró a lo grande, casi como si fuera la final de la Champions. No era para menos. El Madrid acababa de sacar tres puntos más que sudados, casi con sangre, pero son de los que acaban valiendo Ligas... y, quien sabe, igual también la renovación del autor de la obra de arte.

Ficha técnica

Real Madrid 1: Lunin, Lucas Vázquez, Rudiger, Nacho (Modric 73’), Mendy, Tchouaméni, Valverde, Toni Kroos, Brahim Díaz (Ceballos 88’), Vinicius y Rodrygo (Álvaro 93’)

Sevilla 0: Nyland; Jesús Navas (Juanlu 74’), Badé, Sergio Ramos, Kike Salas (Nianzou 91’), Ocampos; Soumaré, Sow, Óliver Torres (Alejo Veliz 74’); Isaac Romero (Suso 74’) y En-Nesyri

Gol: 1-0 Modric (82’)

Árbitro: Díaz de Mera. Amonestó a Ancelotti, Kroos. Fernández Buergo entró en el segundo tiempo. Amonestó a Ocampos

Estadio: Santiago Bernabéu.