Así fue la ovación del Santiago Bernabéu a Sergio Ramos: un aplauso infinito

El estadio madridista reconoció los méritos de una de sus leyendas más recientes


El Santiago Bernabéu recibió a Sergio Ramos por todo lo alto

El Santiago Bernabéu recibió a Sergio Ramos por todo lo alto




El Real Madrid recibió al Sevilla en un partido muy especial por el regreso de Sergio Ramos al Santiago Bernabéu después de tres temporadas. Su salida quedó algo deslucida por las desavenencias en su renovación con Florentino Pérez. Pero el tiempo y la distancia entre el presidente y el futbolista ha dado espacio para que el club blanco prepare un homenaje discreto y sincero.

La reacción del Real Madrid al regreso de Sergio Ramos al Santiago Bernabéu comenzó desde bien pronto, con el calentamiento de los jugadores del Sevilla. Como suele ser habitual, los silbidos se hicieron presentes cuando los futbolistas hispalenses saltaron al terreno de juego, pero rápidamente fueron acallados por un estruendoso aplauso cuando los pocos aficionados reunidos media hora antes del encuentro vieron a Sergio Ramos.

Defensa Central ha captado el recibimiento a Sergio Ramos dentro del Bernabéu y lo puedes vivir en el siguiente vídeo: Ovación del Bernabéu a Sergio Ramos

Los aplausos dominaron, durante medio minuto, el bowl del Santiago Bernabéu... en un anticipo de lo que se venía para el inicio del partido. Cuando el estadio estuvo completamente lleno, los seguidores del Real Madrid demostraron que sí saben despedir a sus leyendas de la manera correcta y, al mismo tiempo, darles la mejor bienvenida posible a la que fue su casa.


La leyenda volvió a casa

El recibimiento de Sergio Ramos en el Santiago Bernabéu es un nuevo ejemplo de la filosofía de vida del Real Madrid. Los aplausos incluso durante el calentamiento fueron merecidos para un jugador que ha marcado un antes y un después en la historia reciente de la entidad merengue: su gol de cabeza fue vital para la consecución de la Décima, desbloqueando una de las etapas más gloriosas del club.

Todas las menciones de Sergio Ramos fueron recibidas con un estruendoso aplauso por parte del Santiago Bernabéu: incluso el anuncio de la alineación del Sevilla a través de la megafonía significó que los silbidos habitual del estadio merengue desapareciera dejando paso a una salva de aplausos y cánticos para el camero que sirvieron como el pistoletazo de salida de un partido especial para todos.