El nuevo Bernabéu lo estrenó ante el Sevilla y es una pasada: no es el videomarcador

El progreso en la remodelación del estadio blanco va según lo previsto


nuevo Bernabéu

nuevo Bernabéu




El Real Madrid está cada vez más cerca de finalizar el primer estadio del siglo XXI.

El proceso de remodelación iniciado por la junta directiva de Florentino Pérez en verano de 2019 hizo que el antiguo feudo madridista se 'refundara' casi desde sus propios cimientos para dar espacio a varias maravillas de la ingeniería civil: el hipogeo y los anillos LED son las más reseñables.

Pero el aspecto tanto interior como exterior del estadio blanco, tan criticado desde que empezó a tomar la forma deseada por los ejecutivos merengues, también se ha cuidado.

El estadio está a pleno rendimiento para los días de partido y el choque contra el Sevilla fue el ejemplo perfecto... así como la primera demostración del aspecto definitivo del bowl del estadio madridista.


Porque para el partido contra el conjunto de Nervión ya se habían terminado todos los cambios de asientos previstos en las gradas. Este ha sido un proceso que ha durado varias semanas más de lo esperado pero que finalmente ha reemplazado los antiguos asientos azul eléctrico y míticos pasillos naranjas con asientos de color azul navy y pasillos grises que aportan un estilo más sobrio y señorial al fondo del tapete verde.

Cada vez queda menos

Los últimos cambios en las gradas han sido en el fondo norte del estadio, una de las zonas más afectadas desde que comenzó la reforma. Pero los progresos realizados durante los últimos cinco años han facilitado que el Santiago Bernabéu se acerque a su forma final durante los plazos previstos: todo estará a punto para la apretada agenda que se avecina este verano.

El Santiago Bernabéu será testigo de una importante colección de conciertos de estrellas internacionales... a la espera del año 2025, cuando el deporte del más alto nivel regresará al feudo merengue de la mano del fútbol. La confirmación oficial de que la NFL estará presente en la capital de España será la verdadera prueba de fuego de uno de los aspectos más carismáticos del estadio madridista.