El Bayern confirma la venta de Alphonso Davies: “Aceptamos los 200 kilos del Madrid”

Los directivos bávaros toman una decisión que sentencia el culebrón


Florentino Pérez estaría cerca de fichar a Davies

Florentino Pérez estaría cerca de fichar a Davies




Desde las oficinas del Allianz Arena se han dado cuenta de que Alphonso Davies quiere jugar en el Real Madrid... y no pueden hacer nada para provocar un cambio de opinión de última hora. El deseo del '19' canadiense es vestir la elástica blanca desde la temporada 24/25, tal y como ha demostrado durante los intentos por renovarle, acercándose lo máximo posible a unas exigencias salariales que los directivos bávaros no estaban dispuestos a cumplir.

El contrato de Davies finaliza en verano de 2025, por lo que la junta directiva alemana se está preparando para negociar un tránsfer con el Real Madrid. A diferencia de otros equipos como el PSG, el Bayern de Múnich no está dispuesto a arriesgar tanto y aceptará el hecho de que un futbolista no quiera renovar. El axioma 'renovación o venta' se cumple a rajatabla en la capital de Bavaria.

Por eso aceptarían unos hipotéticos "200 millones" del Real Madrid. La situación que está viviendo ahora el zaguero canadiense es similar a la que se vivió con Kylian Mbappé durante la primavera y el verano de 2021. Florentino Pérez llegó a ofrecer, en un intento por fichar a Mbappé de forma inmediata, hasta 200 millones de euros. El atacante de Bondy terminaba contrato al año siguiente.

Etapa final

El 'caso Davies', para el Bayern de Múnich, no tiene nada que ver con Kylian Mbappé: si Alphonso Davies desea marcharse al Real Madrid, algo de lo que ya hay constancia en la zona noble del Allianz Arena, los mandamases bávaros se sentarán a negociar con Florentino Pérez para llegar a un acuerdo y facilitar el cambio de equipo del futbolista canadiense.


Davies sigue dando pasos hacia un futuro como madridista. El Bayern de Múnich, consciente de que solo un milagro haría cambiar de opinión a una de sus máximas estrellas, no se opone a esta salida. Se han resignado con una renovación que no lleva a ninguna parte y, hoy por hoy, estarían centrados en preparar las estrategias para llegar a un acuerdo con los ejecutivos blancos que cierre este culebrón que comenzó hace más de un año.