El anuncio de Florentino a los directivos sobre la renovación de Kroos: "Me ha pedido..."

Medio Valdebebas en vilo


Toni Kroos y Florentino Pérez.

Toni Kroos y Florentino Pérez.




Hay novedades en relación con el futuro de uno de esos futbolistas que toda la plantilla de Carlo Ancelotti y el propio cuerpo técnico pretenden que siga contando para el Real Madrid más allá del 1 de julio del 2024. La Junta directiva de Florentino Pérez empieza a entender los tiempos de la trama Toni Kroos. Existen diversos mensajes a tener en cuenta.

El centrocampista alemán es 1 de esos jugadores que termina contrato a finales del mes de junio y que todavía no ha dado una respuesta definitiva al Real Madrid pensando en su continuidad. Hay unanimidad de opiniones tanto por el vestuario como en la planta noble de un Santiago Bernabéu donde se considera al alemán como un futbolista irremplazable a corto plazo e igualmente con una pieza angular de este proyecto que ya ganó la Liga mientras espera por la final de la Copa de Europa.

La trama ha sido más que cambiante. Por el Real Madrid solo unas semanas atrás entendían que era imposible que Toni Kroos no continuase al frente de un centro del campo en el que se ha convertido en el jefe de máquinas en todos los sentidos y en el que rodearle de futbolistas jóvenes cargados de potencia se ha convertido en la mejor solución para los partidos de más alto nivel. La cosa ha ido mutando.

En manos de Toni 

"Me ha pedido una semana más de tiempo para dar una respuesta, así que estamos esperando", es lo último que Florentino le ha dicho a su gente sobre un tema. Por el coliseo blanco hay intriga, pues parecía seguro que el alemán iba a seguir, pero ahora mismo es una incógnita. Todo se encuentra en manos del jugador.


El Madrid tendrá la respuesta en cuestión de días. Es el mensaje que transmiten diversas voces cercanas a la Junta directiva de Florentino Pérez mientras se van cumpliendo los últimos días de una todos por Valdebebas esperan que no sea la última de Toni Kroos. Carlo Ancelotti y el resto de sus pupilos esperan que el cariño del Bernabéu en las próximas horas incline la balanza.