Las 'notas' llegan a final de curso: el famoso fallo de Gil Manzano en Mestalla le sale caro

El arbitraje español está más en entredicho que nunca


Escándalo de Mestalla

Escándalo de Mestalla




El Real Madrid, desgraciadamente, está acostumbrado a tener que hacer frente a un trato arbitral lamentable, que nada tiene que ver con el que reciben sus rivales por el título de liga, más concretamente el FC Barcelona. De hecho, esta temporada, el Madrid fue gravemente perjudicado en Mestalla, con una acción nunca antes vista y que puso al arbitraje español en el foco. 

Recordemos que, Gil Manzano tuvo la desfachatez de pitar el final del partido mientras Bellingham, con su gol, daba la victoria al Real Madrid. Este error dio la vuelta al mundo y 'confirmó' todas las sospechas que existen desde que estallara el ‘caso Negreira’. Pues bien, en esta ocasión, el escándalo de Mestalla le ha salido muy caro al estamento arbitral de nuestro país. 

Como bien ha informado ‘MARCA’, el arbitraje español no tendrá presencia en las finales europeas. La UEFA ha decidido apostar por el rumano Kovacs, que arbitrará la final de la Europa League, y el portugués Soares, que hará lo propio con la Conference. Esto obedece a un claro ‘castigo’ del máximo organismo del fútbol europeo a los árbitros españoles. 

Crisis

El fútbol español, a nivel institucional y arbitral, vive en una profunda crisis. El ‘caso Negreira’, todo lo ocurrido con Rubiales y los continuos errores arbitrales, han terminado condenando a los colegiados. 


Las denuncias que hace el Real Madrid de las actuaciones arbitrales tienen un por qué. La UEFA se ha encargado de dar la ‘razón’ al conjunto blanco. No habrá representación española en las finales europeas.