Brahim: otro buen partido para convertirse en asistente de lujo del Madrid

El malagueño dio dos pases de gol en La Cerámica


Brahim Díaz.

Brahim Díaz.




El Real Madrid prosigue con buen ritmo y dinámica antes de disputar la final de Champions frente al Borussia Dortmund, el próximo 1 de junio en el mítico estadio londinense de Wembley. El cuadro de Carlo Ancelotti está en la recta final de la Liga y este domingo visitaba La Cerámica para medirse al Villarreal en el último encuentro a domicilio del campeonato doméstico.

El Madrid no tuvo problemas para deshacerse del conjunto amarillo (4-4), aunque sólo en el primer tiempo -se fueron al descanso con una ventaja imponente (1-4)-. Al cuarto de hora, una buena triangulación entre Luka Modric, Joselu y Brahim, que asistía a Arda Güler, hacía que el turco abriera la lata y se desatara un auténtico festival de goles.

Poco después del tanto de Güler, el malagueño tenía una ocasión para marcar y a punto estuvo de doblegar la portería de Jorgensen.

Eso no fue óbice para que el ‘21’ blanco volviera a la carga y, pese al gol del Villarreal, el Madrid reaccionó con un gol de Joselu e instantes después, con otro taconazo majestuoso de Brahim, Lucas Vázquez hacía el 1-3. Ya en la segunda parte, fue sustituido por Rodrygo.


Brahim, que está teniendo en estos últimos partidos bastantes minutos, está cursando un gran año. Su estancia en Milán le ha servido para madurar y es importante para Ancelotti tenerle totalmente enchufado de cara a la final de Liga de Campeones. A pesar de que Rodrygo parta con ventaja, el ex del City está presionando cada vez más al técnico italiano y no sería extraño que tuviera cierto protagonismo en dos semanas en Inglaterra contra el Dortmund.