Adiós doloroso al Madrid: pasa de ser titular con Ancelotti a firmar con el Valencia

Un jugador del Real Madrid se va a marchar el 30 de junio, y el Valencia es uno de los destinos más probables


Once del Real Madrid y Carlo Ancelotti

Once del Real Madrid y Carlo Ancelotti




Carlo Ancelotti afronta varios cambios para la próxima temporada, con salidas preparadas para algunos de sus pupilos que han tenido diferentes cuotas de minutos durante el curso 23/24.

El entrenador italiano dirá adiós a uno de los jugadores que comenzó la campaña como titular indiscutible. Pero el paso del tiempo y la aparición de diferentes y mejores opciones en su demarcación han provocado que Florentino Pérez no apueste por su continuidad cuando llegue el 30 de junio.

El Real Madrid prepara las salidas desde su plantilla para el mercado de verano. Hay algunos jugadores que no seguirán en el equipo, pero su destino en el fútbol todavía no se conoce.

Uno de los jugadores que se marchará cuando llegue el 30 de junio pasará de ser titular casi indiscutible para Carlo Ancelotti a decir adiós al Real Madrid porque el equipo blanco no renovará su contrato.


Este es el caso de Kepa Arrizabalaga, el futbolista en cuestión. El guardameta español llegó cedido en el verano de 2023 para cubrir la baja de Thibaut Courtois. Le prometieron que sería titular y así comenzó la temporada, hasta que una lesión le tuvo ausente durante unos partidos, y Lunin demostró a Ancelotti que tenía que ser él el primer portero.

El Real Madrid no tenía una opción de compra en la cesión, y tendría que negociar con el Chelsea a final de temporada en el caso de que quisiesen ficharle. Hace ya varios meses que decidieron descartar por completo esta posibilidad, porque Courtois ya se ha recuperado y Lunin se ha ganado la renovación

Uno de los clubes que sí que está interesado en Kepa es el Valencia, que está dispuesto a pagar un traspaso de entre 5 y 10 millones de euros. Ellos le han prometido la titularidad, pero antes tendría que presionar al Chelsea para que le permita salir. 

Kepa es un portero muy válido para un equipo competitivo, pero en los últimos años no ha demostrado estar preparado para defender la portería de un grande de la élite. Ha tenido varios errores de bulto y no transmite demasiada seguridad, sobre todo en los balones aéreos. 

En sus comienzos en el Athletic Club mostró un nivel que hizo pensar a todo el mundo que podría convertirse en uno de los mejores guardametas del mundo. También tuvo buenos partidos en el Chelsea, pero fue bajando su eficacia.