Bellingham se fue a por Gil Manzano y se lo gritó en la cara: “Es un p…”

Jude estalló


Jude Bellingham

Jude Bellingham




Era un partido marcado en el calendario de todos. El Real Madrid visitaba al Valencia en medio de una previa que se ha hecho eterna y que sin dudas ha mostrado como las viejas heridas del pasado no se encuentran del todo curadas. Todo terminó en escándalo y con Jude Bellingham como el que pagó los platos rotos de Gil Manzano.

Gil Manzano y Munuera Montero eran los colegiados. Hablamos de dos nombres conocidos por todo el ecosistema Real Madrid y que este sábado desde las 21:00 tenían la obligación de llevar de manera regular un partido que se juega lejos y fuera del campo. Los blancos en caso de ganar llegarán a los 68 puntos y a la espera de lo que hagan los Girona o Barcelona en la presente jornada. Ambiente de final y de peligro por Mestalla, donde Vinicius también llegaba tras lo ocurrido 12 meses atrás.

Sin dudas había muchos ojos puestos en el VAR gracias a lo ocurrido meses atrás e igualmente a como el universo Real Madrid sabia lo que se jugaba en Mestalla. Muchos intereses en un duelo donde había más de tres puntos en juego de cara a conseguir el objetivo final cuando lleguemos a finales del mes de mayo. Al Real Madrid le interesaba hacerse fuerte, no caer en un feudo que ha dado dolores de cabeza de todo tipo en el último tiempo y que igualmente ha sabido poner a los de Ancelotti contra las cuerdas en más de una ocasión. Lunin en la portería, también ante un batalla donde se dejaba la portería en cero por Mestalla desde hace años. Noche de pruebas.

Escándalo

“Es un puto gol, la pelota está en el aire. ¿Qué carajo es eso?”, le dijo el inglés a Gil Manzano luego de que este anulase su gol para cerrar la remontada en Mestalla. Bellingham se va expulsado como recoge el acta del duelo y todo esto mientras por el Real Madrid todavía se preguntan los motivos para entender la decisión del colegiado.


Habrá que ver cuantos partidos le caen a un Bellingham que se va de Mestalla más que frustrado y luego de ver como su gol 17 en la Liga se cae por un Gil Manzano que tendrá que dar explicaciones más pronto que tarde. Jornada negra para el arbitraje en España.