El vestuario del Madrid en Mestalla estalló de rabia por el ‘robo’: “Este es el árbitro m…”

Los jugadores blancos no comprendieron la toma de decisiones de Gil Manzano


El Real Madrid protestó el final del partido en Mestalla

El Real Madrid protestó el final del partido en Mestalla




El Real Madrid estuvo muy cerca de hacerse con los tres puntos en su visita a Mestalla... pero Gil Manzano señaló el final del encuentro al mismo tiempo que Bellingham se hacía espacio en el aire y conectaba el balón con su cabeza para anotar lo que habría sido el 2-3. Sin embargo, el colegiado extremeño no dio validez al gol merengue pese a las protestas de los jugadores blancos sobre el césped.

Después de rebajar tensiones sobre el césped de Mestalla, los jugadores se dirigieron a los vestuarios, donde descargaron la frustración que habían sentido con la última jugada del partido en Valencia: "este es el árbitro que dicen que es madridista", señalaban con ironía algunos integrantes del primer equipo. En el vestuario del Rela Madrid están muy enfadados.

Consideran que lo ocurrido esta noche en Mestalla es "tremendo", una actuación que "no tiene ninguna explicación" y que no es la primera vez que ocurre en la Liga. La anulación de este gol supone una pérdida innecesaria de dos puntos por los que el Real Madrid estuvo luchando desde que Vinícius marcó el primer tanto durante el añadido de la primera mitad.

Decisión que sorprende e indigna

La incredulidad de los jugadores blancos está más centrada en la decisión de Gil Manzano. El colegiado marcó claramente que no daría opción a segunda jugada, pero igualmente lo hizo después del despeje valencianista. Brahim Díaz sacó el centro y, mientras Bellingham impactaba el balón, el árbitro extremeño marcó tres silbatazos para concluir el encuentro.


Una nueva decisión arbitral polémica en un partido del Real Madrid salta a la palestra. Los jugadores blancos se marchan del estadio valencianista con la sensación de que podrían haber obtenido los tres puntos en el último segundo del partido, pero también con una lección muy importante que Carlo Ancelotti les reforzará en los entrenamientos: los errores defensivos.