Acta de Gil Manzano denunciando a Bellingham: "Ha venido gritando 'f... goal'"

El '12' francés fue uno de los mejores en un partido para olvidar


Expulsión Mestalla

Expulsión Mestalla




El partido entre el Valencia y el Real Madrid terminó con una nota tremendamente negativa para los pupilos de Carlo Ancelotti: se quedará sin uno de los jugadores más importantes de la temporada: Jude Bellingham. Esa expulsión por roja directa llegaron con el tiempo cumplido y por una decisión de Gil Manzano que los futbolistas merengues cuestionaron.

Se cumplió el tiempo con un córner a favor del Real Madrid y el colegiado señaló que no dejaría opción a segunda jugada... pero lo hizo igualmente. Brahim hizo buen uso del tiempo y sacó un centro que Bellingham remató a gol. Mientras tanto, Gil Manzano había silbado tres veces poniendo fin al partido. La plantilla blanca no se lo podía creer y, en consecuencia, fueron a reclamar.

La situación, tensa durante todo el partido por lo ocurrido durante la temporada pasada, derivó en cúmulos de jugadores alrededor del árbitro del partido. Gil Manzano no quería saber nada del asunto y comentó que su decisión era irrevocable. Las reclamaciones de Bellingham, que no se podía creer lo que había ocurrido, le costaron una cartulina roja directa.

Inexplicable

Pese a las protestas del '5' británico, Gil Manzano no quiso cambiar de parecer: el partido había terminado en empate. Las reclamaciones del mediocentro del Real Madrid no debieron gustar al árbitro, que echó mano al bolsillo para enseñarle la cartulina roja cuando Bellingham ya estaba de espaldas... y pese a no haber tenido ningún encontronazo directo con el propio colegiado. El final del partido en Mestalla supone muchos problemas para un Real Madrid que estuvo muy cerca de llevarse los tres puntos.


El acta del árbitro 

Pero la confusión de Gil Manzano y su cambio de decisión en el último segundo evitó la victoria merengue y desencadenó una serie de protestas que han costado al Real Madrid la continuidad de un jugador clave en el desarollo de la temporada. Jude Bellingham es una de las piezas clave sin las que no se entiende el 'nuevo' Real Madrid de Carlo Ancelotti. Su ausencia en Liga quedará determinada por lo que Gil Manzano ha escrito en el acta del partido y lo que interprete posteriormente el Comité... pero podría caerle 'la del pulpo', concretamente entre dos y tres partidos, por culpa de un pésimo arbitraje. 

El árbitro ha indicado en el acta que Bellingham "se dirigió hacia mi corriendo en actitud agresiva y a gritos repitiendo en varias ocasiones 'it's a fucking goal". Que por esto se expulse a un jugador... es algo escandaloso.