Bellingham se fue a por Vinicius tras su segundo gol y se lo dijo a la cara: “Ahora a p…”

Ambos celebraron de forma improvisada el tanto del empate


Bellingham celebra con Vinícius el 2-2

Bellingham celebra con Vinícius el 2-2




Jude Bellingham fue uno de los jugadores más destacados del partido contra el Valencia. El '5 inglés regresaba después de una lesión de tres semanas. Su tobillo izquierdo, recuperado, dio el visto bueno a su titularidad en Mestalla, aunque no estuvo tan espectacular como de costumbre. Sin embargo, tuvo una gran ocasión que le dejó cerca de conseguir un gol más en su cuenta particular.

Pero quien anotó dos goles fue Vinícius Jr. El '7' brasileño tuvo uno de sus mejores partidos a pesar de que no estuvo inspirado durante varias fases del encuentro en el feudo valencianista. Su segundo tanto, que daba el empate, se celebró con cierto suspense: el VAR lo revisó por un posible fuera de juego o mano en su remate a portería vacía. Pero no hubo nada punible.

En esa celebración con suspense Bellingham y Vinícius coincidieron en el banquillo madridista. El '5' se acercó a su compañero verdeamarelo y le pidió algo muy especial: "Ahora a por el tercero.. otro más". La intensidad que Bellingham pidió a su compañero de ataque se desvaneció porque el Valencia inició un arreón muy peligroso sobre la portería de Lunin.

Tensión hasta el final

El Real Madrid no tuvo un partido fácil contra el Valencia. La presión del encuentro y mal inicio del primer tiempo puso a remolque a los pupilos de Carlo Ancelotti prácticamente desde los 30 minutos de encuentro, una situación de la que Bellingham y Vinícius no desconectaron en ningún momento y buscaron sus oportunidades para darle la vuelta al marcador.


De nuevo se demuestra que el club blanco está preparado para aguantar en prácticamente cualquier situación. La remontada estuvo cerca de hacerse realidad pero el empuje y el tesón de los jugadores de Carlo Ancelotti no fue suficiente como para vencer la dura resistencia valencianista, que planteó muchos problemas para el ataque blanco.