ES NOTICIA Home Primer equipo

“Se ha terminado”: Ancelotti se ha puesto duro con sus jugadores tras lo de Valencia

El míster de Reggiolo tira de autoridad para centrar a sus pupilos en el último entrenamiento

Ancelotti 'pone firme' a la plantilla para esta semana

Ancelotti 'pone firme' a la plantilla para esta semana

Enrique Sanz | 04-03-2024

El Real Madrid intenta pasar página de la polémica arbitral ocurrida en el último partido de Liga. El intento más claro es el de Carlo Ancelotti.

El entrenador italiano del Real Madrid es un hombre de fútbol y sabe cuándo no conviene centrarse en temas ajenos al rendimiento deportivo. Así se lo ha hecho saber a sus pupilos durante la última sesión de entrenamiento en la Ciudad Deportiva de Valdebebas. Toda la polémica generada en torno a la decisión de Gil Manzano en el Valencia-Real Madrid parece estar incrustada en el vestuario.

Carlo Ancelotti quiere eliminarlo de una vez por todas: "Lo de Valencia ya ha terminado, solo nos importa el Leipzig". Estas palabras del técnico transalpino son el primer aviso a sus jugadores del partido que se acerca este mismo miércoles 6 de marzo. La vuelta de octavos de final contra el RB Leipzig será un encuentro complejo a juzgar por lo ocurrido durante la primera media hora en el estadio de Mestalla.

El rendimiento del Real Madrid en la primera mitad no gustó nada a Carlo Ancelotti. Especialmente los dos errores defensivos, que terminaron en los dos goles que marcó el Valencia: esos fallos, con el telón de fondo de la Champions League, pueden ser prácticamente irremontables. Por eso es importante centrarse en el partido del miércoles... dejando atrás cualquier polémica.

Ni una palabra más

Por dos motivos. El más obvio es la falta de atención a la preparación en la Ciudad Real Madrid: los entrenamientos son clave para aprovechar los puntos débiles del equipo contrario sobre el terreno de juego. La segunda razón es el enfado que provoca en los jugadores. Ese estado emocional alterado tiene un impacto especialmente negativo en el césped, provocando frustración por fallos simples en ataque o entradas a destiempo sobre los delanteros rivales.

Así, el míster de Reggiolo ha tomado la palabra para hacer borrón y cuenta nueva. El cambio de escenario podría suponer una nueva mentalidad en el vestuario del Santiago Bernabéu: la Champions League siempre es especial para el Real Madrid y una oportunidad ideal para demostrar por qué es uno de los mejores clubes del mundo.