Festival de fútbol y goles contra las campañas intoxicadoras

  • Set del Madrid. El Villarreal nunca baj贸 los brazos y estuvo en dos ocasiones a un gol del empate. Ronaldo fue el mejor de los de blanco al participar directamente en cinco de los goles, acompa帽ado muy bien por Kak谩 e Higua铆n, que hicieron sendos dobletes
Real Madrid 6-2 Villarreal
Alberto Pi帽ero - Santiago Bernab茅u Alberto Pi帽ero - Santiago Bernab茅u

El Madrid sigue muy fuerte en su camino hacia el t铆tulo de Liga gracias a uno de los partidos m谩s completos de la temporada en uno de los momentos m谩s dif铆ciles. Cuando m谩s arreciaban las cr铆ticas, los jugadores y el entrenador blanco supieron ponerse una coraza para desarmar futbol铆sticamente a un Villarreal que se vio incapaz de frenar el hurac谩n merengue. Un inconmensurable Ronaldo adelantaba pronto al Madrid con un golazo de falta y Kak谩 marcaba poco despu茅s de penalti para encarrilar el partido, pero Senna contest贸. El pu帽etazo amarillo no mand贸 al Madrid a la lona, sino que le dio m谩s fuerzas para seguir luchando. Higua铆n marc贸 el tercero, que fue contestado por Nilmar, pero esa fue la 煤ltima r茅plica de los de Garrido. Higua铆n y Kak谩 de nuevo, m谩s Xabi Alonso redondearon una goleada que supone un soplo de esperanza para el madridismo y, quiz谩, una puntada en la boca de algunos intoxicadores.

Unos invitados de lujo como Diego L贸pez, Capdevila, Marcos Senna o Nilmar configuraban un cartel de a煤pa para el partido de esta noche. Sin embargo antes del pitido inicial todos los focos estaban centrados en el banquillo madridista, donde Manuel Pellegrini hab铆a recibido toda una cascada de cr铆ticas despu茅s de la derrota en Lyon. El respetable del Bernab茅u, no se sabe bien si porque no estaba de acuerdo con esa campa帽a de desgaste hacia el chileno o porque no hab铆a le铆do esos peri贸dicos que han iniciado esta batalla personal contra el t茅cnico blanco, recibi贸 con indiferencia al chileno. Y si alg煤n aficionado llegaba con ganas de entonar esa popular melod铆a del viento, los veintid贸s jugadores que estaban de corto sobre el verde se encargaron de hac茅rselo olvidar.

Y es que en el coliseo madridista se vivi贸 uno de los partidos m谩s emocionantes y m谩s completos de la temporada. Los jugadores madridistas llegaron con ganas de hacer olvidar el tropiezo de Gerland y pronto empezaron a ver recompensados sus esfuerzos gracias a un nuevo ca帽onazo de Ronaldo. El luso estaba especialmente motivado en el d铆a de hoy, con ganas de reivindicarse y demostrar lo ya mil veces demostrado sobre el c茅sped, y en el diecisiete perfor贸 la meta de Diego L贸pez desde el balc贸n del 谩rea. El bal贸n cruzado a saque de falta quit贸 las telara帽as de la escuadra que defend铆a el meta amarillo, que se une a la lista de porteros que ya han sufrido los libres directos del portugu茅s este a帽o junto a Mandanda o Leoni. Al primero dudaron, pero no puede ser que todos los porteros sean malos.

Ronaldo volvi贸 a deslumbrar con un libre directo que entr贸 por la escuadra de Diego L贸pez

Apenas dos minutos despu茅s, Kak谩 puso m谩s tierra de por medio al transformar un penalti claro que cometi贸 Marcano sobre Higua铆n al trabarle en su carrera. Los dos goles parec铆a que ser铆an insalvables para un Villarreal que hasta entonces se hab铆a limitado a defender, con jugadas en las que hasta los once jugadores estaban por detr谩s del esf茅rico cuando atacaban los de blanco, pero Senna se encarg贸 de darle alas al partido en el minuto 30 como si de un Red Bull se tratara. El hispano-brasile帽o transform贸 una falta de manual: a unos 25 metros de la porter铆a, por encima de la barrera y con Casillas estir谩ndose al m谩ximo para configurar una estampa para el recuerdo… aunque no fuera en el libro de honor del madridismo.

El gol supuso un mazazo para el p煤blico del Bernab茅u, que ve铆a c贸mo el Villarreal se acercaba en el marcador cuando apenas hab铆a creado peligro. Sin embargo los que estaban sobre el c茅sped no se dejaron amilanar. Hasta cuatro oportunidades claras tuvo el Madrid antes de marcharse al vestuario, y afortunadamente para los intereses blancos, nada m谩s reanudarse el partido fue el Pipita el que vio puerta para el Madrid. Cristiano asisti贸 al argentino desde la banda diestra despu茅s de recibir un pase en profundidad de Arbeloa (隆grande Arbeloa!) para que el ‘20’ blanco se desquitara de los 煤ltimos dos partidos en los que hab铆a sido sustituido a placer.

-聽聽聽聽聽聽聽聽聽 La ficha:

6 - Real Madrid: Casillas; Arbeloa, Ramos, Albiol, Capdevila; Xabi, Lass (Diarra 82’), Granero (Van der Vaart 75’), Kak谩 (Ra煤l 80’); Ronaldo e Higua铆n.

2 - Villarreal: Diego L贸pez; Javi Venta, Musacchio, Marcano (Pires 55’), Capdevila; Senna, Bruno; Fuster (脕ngel 80’), Matilla, Marco Rub茅n; y Nilmar (Llorente 80’).

Goles: 1-0, Ronaldo (17’); 2-0, Kak谩 (p.) (19’); 2-1, Senna (30’); 3-1, Higua铆n (55’); 3-2, Nilmar (66’); 4-2, Higua铆n (70’); 5-2, Kak谩 (79’); 6-2, Xabi Alonso (p.) (86’).

脕rbitro: Mu帽iz Fern谩ndez (Com. Asturiano). Amonest贸 a Marcano (19’), Lass (47’), Javi Venta (61’).

El Madrid no baj贸 los brazos nunca, ni cuando el Villarreal m谩s apretaba

Al rev茅s de lo que sucediera en otros partidos de principio de temporada, el Real Madrid no se dej贸 llevar y sigui贸 atacando y atacando. El Villarreal se supo perdedor si manten铆a esa estrategia ultradefensiva y fue cuando el equipo merengue encontr贸 a la perfecci贸n los huecos con unos Higua铆n, Kak谩 y Ronaldo en plan estelar. En lugar de buscar al hombre, se buscaba el hueco, y en lugar de embotellarse por el centro, se abrieron bien las dos bandas, y este plan tan b谩sico del f煤tbol le sali贸 a la perfecci贸n a los de Pellegrini. Marcelo y Ronaldo bien pudieron ampliar distancias mediada la segunda parte, pero parad贸jicamente fue el Villarreal el que marc贸 gracias a un gol de Nilmar en el sesenta y seis tras hacer una bell铆sima y efectiva doble pared con Pires dentro del 谩rea blanca. Sin embargo, fue s贸lo un espejismo.

El Madrid sab铆a que ten铆a que ganar este partido por lo civil o por lo criminal y, aunque jugaba ya con la sexta marcha puesta, puls贸 el bot贸n del ‘Turbo’ para despejar cualquier resquicio de duda. Apenas cuatro minutos m谩s tarde, Higua铆n volv铆a a poner tierra de por medio gracias a un buen pase en profundidad de Ronaldo (de nuevo, Ronaldo) hacia Marcelo para que 茅ste asistiera a Higua铆n. El Pipita marcaba su segundo gol y el que era el cuarto del Madrid, pero la fiesta no hab铆a terminado, porque a煤n llegar铆an dos goles m谩s para espantar todos los fantasmas y las campa帽as intoxicadoras. Kak谩 aprovechaba a diez minutos del final un bal贸n del omnipresente Cristiano en la frontal del 谩rea para certificar su doblete particular llegando desde atr谩s, como 茅l parec铆a sentirse m谩s c贸modo en Milan. El '8' fue sustituido poco despu茅s y el gol el vali贸 para ganarse la ovaci贸n del respetable, que poco antes parec铆a haberse quejado veladamente en dos fallos del brasile帽o. Y a falta de cinco minutos, Ronaldo forz贸 un nuevo penalti que fue transformado por Xabi Alonso con el suspense que le imprimi贸 Mu帽iz Fern谩ndez al mandar repetirlo. El tolosarra marc贸 en las dos ocasiones y cerr贸 la goleada del conjunto blanco. Un festival goleador que sirve para seguir vivo en la lucha por el t铆tulo pero, sobre todo, para calmar los 谩nimos de todos los agitadores que buscan pescar en el r铆o que supuestamente atravesaba revuelto el Estadio Santiago Bernab茅u.