Una maldición que no es para tanto

  • El Madrid ha ganado la mitad de los partidos que ha jugado en Tenerife
El Madrid ha ganado la mitad de los partidos que ha jugado en Tenerife
Defensa Central - DC Defensa Central - DC

A lo largo de esta semana previa al Tenerife - Real Madrid los cenizos de siempre se han pasado estos 煤ltimos d铆as intoxicando al personal con las dos Ligas perdidas por los blancos en la ciudad de Santa Cruz. Pues bien, atendiendo a las estad铆sticas, vemos que el balance de los blancos en el Heliodoro Rodr铆guez es m谩s favorable de lo que muchos pensaban en un principio.

El Real Madrid ha jugado a lo largo de su historia un total de 12 veces ante el Tenerife en territorio insular, con un balance que es bastante favorable a los blancos, ya que hasta en seis ocasiones han conseguido llevarse de all铆 los tres puntos. En otras dos veces el encuentro acab贸 en tablas, mientras que en las restantes cuatro el equipo tinerfe帽o logr贸 batir a los blancos.

Da la casualidad que de estas cuatro victorias conseguidas por el Tenerife ante el Madrid en toda su historia, en dos ellas coincidiese en la 煤ltima jornada de los campeonatos de Liga de las temporadas 1991/92 y 1992/93, en las cuales el Tenerife, primado hasta las cejas por el Barcelona, batir铆a a los blancos y servir铆a en bandeja dos t铆tulos al supuestamente mejor Barcelona de todos los tiempos.

Pero, dejando aparte estos negros cap铆tulos de la historia del f煤tbol espa帽ol, el Heliodoro Rodr铆guez ha sido un estadio que tradicionalmente se le ha dado bien a los blancos. De hecho, en las dos 煤ltimas ocasiones en las que ambos equipos se enfrentaron en la isla del Teide, los madridistas lograron ganar por 2-3 y 0-2 en las temporadas 2001/02 y la 1998/99 respectivamente.

Pero incluso en algunas de las ocasiones en las que el Madrid perdi贸 all铆, el encuentro dej贸 alg煤n recuerdo imborrable para la memoria de los aficionados, como el golazo de Roberto Carlos al 'Mono' Montoya practicamente desde el c贸rner. Aquel encuentro lo perdi贸 el Madrid de forma increible por 4-3, pero ese tanto permanecer谩 en la retina de los aficionados madridistas por el resto de sus vidas.