Con 'Mou' volverán las bandas

  • El portugu茅s siempre ha jugado con extremos en todos sus equipos
El portugu茅s siempre ha jugado con extremos en todos sus equipos
Daniel Castellanos - DC Daniel Castellanos - DC

Uno de los mayores defectos que ha tenido el Real Madrid esta temporada ha sido la casi total ausencia de juego por las bandas, bien porque en la plantilla no hab铆a demasiados jugadores espec铆ficos para esa posici贸n, o bien porque Manuel Pellegrini no ha considerado necesaria la utilizaci贸n de esa parcela del campo.

Pues con Mourinho eso se va a acabar. Y es que el portugu茅s, en todos los equipos a los que ha entrenado, ha utilizado un sistema de juego (4-2-3-1) pensado para que los jugadores de banda tengan un protagonismo relevante en sus equipos. Y esos jugadores que han ocupado las bandas no ten铆an por qu茅 ser extremos puros, sino que en muchos casos eran futbolistas readaptados a esa posici贸n porque las necesidades del gui贸n as铆 lo requer铆an.

Lo vimos ya en ese Oporto que se proclam贸 campe贸n de Europa en la temporada 2003 - 04 tras derrotar por 3-0 al M贸naco en la final. Con Deco y Maniche como los cerebros de ese equipo, eran Derlei (un delantero brasile帽o reconvertido a extremo) y el ruso Alenitchev los encargados de ocupar las bandas. Dos jugadores con mucho recorrido que, adem谩s de tener que llegar a l铆nea de fondo, ten铆an que trabajar para el equipo, y ellos dos lo hicieron con creces ese Oporto campe贸n.

Y es que por todos es sabido que Mourinho que todos sus jugadores se dejen el alma en un terreno de juego. Esa m谩xima va dirigida tambi茅n a los extremos, que deben trabajar en defensa y en ataque a partes iguales. Buena muestra de ello es el Chelsea. Mourinho utiliz贸 tambi茅n en Londres ese 4-2-3-1 con el que salt贸 a la fama en el Oporto. Lo que ocurre es que en los blunes dispon铆a de m谩s jugadores espec铆ficos en esa posici贸n. As铆, Joe Cole, Duff y Robben se repart铆an cada fin de semana dos puestos en el equipo, aunque los favoritos de 'Mou' eran los dos primeros debido a su predisposici贸n de aplicarse tambi茅n en tareas defensivas.

EL INTER, UN EQUIPO HECHO A SU MEDIDA

El portugu茅s no permite injerencias por parte de nadie a la hora de planificar la plantilla o dise帽ar sus alineaciones. Por eso, cuando Abramovich le fich贸 en el verano del 2006 a Ballack y Shevchenko, eso supuso el principio del fin de Mourinho en el Chelsea. Debido a su envidiable palmar茅s pese al poco tiempo que lleva entrenando en el f煤tbol de 茅lite, no le result贸 muy complicado encontrar nuevamente equipo, y fue el Inter de Mil谩n el que requiri贸 de sus servicios.

En su primera temporada realiz贸 ligeras variaciones en su sistema, ya que en su plantilla no dispon铆a de extremos del estilo de los que s铆 ten铆a en el Chelsea. As铆 las cosas, la 2008/09 fue la 煤nica en la que 'Mou' hizo jugar a su equipo sin bandas, simplemente porque no tuvo tiempo para planificar su plantilla. Algo radicalmente distinto a lo de esta temporada, en la que Eto'o y Pandev, dos delanteros centro de toda la vida, se vieron obligados a jugar en la banda casi toda la temporada.