Ayza Gámez, muy irregular en el derbi

El colegiado falló en las dos áreas, pero manejó bien el partido









El valenciano no quiso mojarse en varias ocasiones, permitiendo alguna que otra acción fuera del reglamento, como el agarrón de Miguel Torres a Mesut Özil a los once minutos de juego. El alemán iba a encarar portería y el ex madridista le cogió de la camiseta lo suficiente como para cortar su carrera. Se trataba del último hombre, pero Özil fue honrado y no se dejó caer. En cualquier caso, Ayza Gámez no señaló nada.

También puso de los nervios a los locales en una falta en la que Xabi Alonso iba a tocar la bola para Cristiano y fue el viento el que movió el cuero. El colegiado mandó repetir el lanzamiento, pero los jugadores del Getafe consideraron que había sido el donostiarra el que había tocado el balón y las protestas se sucedieron. En este caso acertó el valenciano, que vio perfectamente cómo Xabi saltaba sin tocar el esférico.





A los quince minutos de la segunda mitad no señaló un posible penalti de Masilela, que desvió un centro de Cristiano Ronaldo con el codo, aunque, eso sí, con el brazo pegado. El colegiado no lo entendió como penalti, pero el gesto del carrilero para desviar el balón fue claro. En el área del Madrid, también pudo señalar la pena máxima por una mano involuntaria de Pepe en el 26 de la segunda parte.




DEJA TU COMENTARIO