El 'Villarato' le regaló un gol a Messi

El colegiado cometió varios errores graves antes del lanzamiento de la falta





No hay más que analizar los dos minutos previos al gol para descubrir una serie de errores encadenados que le costaron dos puntos al Real Madrid (una vez más). El comienzo de todo tiene lugar en la falta de Xabi Alonso sobre el argentino en la frontal del área. Una repetición minuciosa de la jugada demuestra que el centrocampista toca el balón con la puntera de su bota, por lo que podría decirse que no es ni falta. Y ya ni hablar de los que piden la segunda amarilla para el jugador merengue, pues la limpieza de la entrada está fuera de toda duda viendo las imágenes. Y, por cierto, tras la jugada Messi pide vehementemente la amarilla. ¿Solicitar amonestación para un rival no implica tarjeta para el que la pide?

 

 

Pero la jugada va más allá. En el siguiente vídeo se ve cómo Messi engaña al colegiado aprovechando que está de espaldas. Mientras Ferreiro no mira, el argentino retrasa dos palmos el esférico para ganar espacio respecto a la barrera. Así tuvo más fácil superarla, de forma que sacó beneficio de algo que está prohibido: mover el balón una vez que el árbitro ha validado su posición para lanzar la falta. Si el trencilla hubiera visto lo que hizo el culé tendría que haberle pedido que volviera a colocar el balón en el sitio de antes. Quién sabe si, de haberlo hecho, hubiera lanzado de igual manera... Aunque lo que ha quedado claro es que no siquiera se tendría que haber llegado a esta falta y, por consiguiente, al segundo tanto barcelonista. Otro 'regalito' liguero para los culés.

 




DEJA TU COMENTARIO