Lo mejor de Iker Bravo: Ancelotti, muy atento al joven delantero

Iker Bravo se ha convertido en uno de los fichajes estivales del Real Madrid.


Mercado de Fichajes

Mercado de Fichajes




El catalán viene de La Masia y algunos se atreven a catalogarlo con un perfil parecido al de Robert Lewandowski, valga el hype para entenderlo.

Un verano en el que el Real Madrid no se ha reforzado en demasía y en el que ha tocado las piezas justas y necesarias. Llegó Rüdiger (TOP Mundial en el panorama de defensas) y llegó Aurélien Tchouaméni. Lo demás, simples ofrecimientos que no han ido a ningún lado, véase de Sané, Gouiri, RDT o Werner, entre otros.

En la directiva tenían clara su idea de esperar al mercado del 2023 o 2024 y ahí priorizar sus objetivos de mercado. Nada mejoraba a lo que hay actualmente, a ojos de los dirigentes, y la mirada sigue puesta en el futuro.

En esas entra Iker Bravo. El delantero cedido por el Leverkusen es un jugador diferencial, uno de los mejores de su generación (2005) tanto a nivel nacional como a nivel internacional. Un futbolista que mide 1'82 metros de altura, pero que por su presencia física no es solo un killer de cara a portería.

Sabe asociarse y sabe rematar todos los balones que le llegan, como sus principales virtudes. Su físico puede llevar a inequívocos, pero la técnica del español está más que contrastada.


De cara a gol, un peligro

REPORTAJES - DEFENSA CENTRAL


Iker Bravo, de cara a gol y de cara a portería, es un verdadero peligro. Su relación con los goles quedó evidente por su paso por la Ciudad Condal y también por la Bundesliga llegando a debutar con el primer equipo, además de todas las categorías inferiores de la selección española en las que, por cierto, es uno de los fijos en la delantera.

Es un '9', pero con alma de '10', sabiendo dónde tiene que recibir, dónde moverse con espacios y dónde atacar a la defensa.


Ancelotti tendrá que estar muy atento a la progresión del joven jugador barcelonés para tenerlo muy en cuenta en caso de necesitar a un delantero. El madridismo pedía fichajes para la delantera y, quizá, ya estaba en casa con la llegada de Iker Bravo a Valdebebas.

Raúl lo exprimirá y sacará la mejor versión en la Primera RFEF con el objetivo de tumbar la puerta y de colarse en las convocatorias del primer equipo.




DEJA TU COMENTARIO