Las 6 opciones que tiene el Real Madrid para sustituir a Mendy: el francés no es intocable

El Real Madrid está buscando reforzar su plantilla. 


Ferland Mendy

Ferland Mendy




La no autocomplacencia de la que habla Florentino Pérez en todas sus apariciones públicas es el gran motivo. El gen ganador que solo un madridista puede conocer a nivel deportivo y también en la propia vida.

En ese rastreo al mercado de fichajes, más allá de reforzar la delantera y la zona media, se está hablando de actualizar las ‘alas’. El equipo blanco ha contado con Dani Carvajal y con Marcelo a lo largo de los últimos años y eran inamovibles. Michel Salgado y Roberto Carlos eran los grandes líderes de la década previa a ellos.

En el caso del lateral de Leganés, obviamente, se sigue contando con él, pero nunca ha tenido una competencia firme. De Marcelo, el brasileño, ya solo se puede hablar como una leyenda. Su testigo lo recogió Ferland Mendy y ahora hay dudas con él. 

Mendy tiene contrato hasta 2025

El fichaje de Antonio Rüdiger ha bastado para que tuviera una mínima competencia y mostrase sus mayores debilidades con el balón. Sin balón, intachable, una auténtica roca. La solidez por bandera avala al francés. En el Santiago Bernabéu, tal y como venimos contando en Defensa Central desde hace meses y semanas, no descartan ningún escenario de venta. 

Esperan ofertas, de forma muy paciente, saben que las habrá y próximamente se sentarán para evaluar la situación. Tiene contrato hasta el 30 de junio del 2025 y hay tiempo para analizar con frialdad el terreno.

Fórmula de Erasmus

En Valdebebas manejan con tranquilidad la situación y saben que Ferland Mendy no es insustituible. Si quiere irse del club tiene las puertas abiertas, pese a que su contrato no expira hasta dentro de tres temporadas, y a partir de ahí se encenderá la maquinaria para encontrar al relevo del galo. Hay muchas opciones y la mayoría son ‘caseras’ con una fórmula que ya funcionó con Carvajal.


La fórmula de irse de Erasmus, pero con billete de vuelta en diferido. Es decir, un jugador que salga del club y que lo haga a pleno derecho… pero como si saliera cedido. 

La receta funcionó con varios cracks ahora en la primera plantilla (Carvajal, Lucas, Asensio…) y también en el pasado con el ejemplo más claro de Casemiro, aunque no se fue con esa libertad absoluta.Y en ese compás está la situación de hombres como Fran García (Rayo Vallecano) o Miguel Gutiérrez (Girona).

Situaciones paralelas

Fran y Miguel eran estrellas del Real Madrid Castilla. Se lucieron en generaciones distintas en La Fábrica, aunque mostraron un desparpajo impropio de Segunda B y tuvieron que tomar su propio camino.

Doloroso para el club blanco, aunque esperanzador, a la vez, por soñar con un posible regreso futurible. Ahora está más cerca que nunca. Son dos opciones que están ahí en la pole en caso de necesitarlas. En el Bernabéu no los pierden de vista.

Vía de mercado

El camino más caro, sin duda alguna, aunque el de rendimiento inmediato: acudir al mercado de fichajes. Hay una larga lista de laterales que gustan, pero como te venimos contando en este periódico es el canadiense Alphonso Davies el mejor colocado tanto por edad como por función y polivalencia en el terreno de juego. La vía de mercado no está ni mucho menos cerrada, aunque es la más compleja de todas.

El del Bayern de Múnich, a su vez, el candidato favorito para reforzar esa parte del campo. Sin olvidar a Gvardiol, el nombre croata del Mundial que más tiempo lleva sonando para reforzar a los blancos.


REPORTAJES - DEFENSA CENTRAL


Tirar de La Fábrica

Siempre queda repetir la historia de los Fran García o Miguel Gutiérrez, pero con galones. Ancelotti podría darle un rol distinto a Rüdiger o Alaba, actualmente que entran en esa rotación de Mendy, y a partir de ahí optar por rellenar la plantilla con jugadores de La Fábrica. 

Hay mucho talento, pero por dar algunos nombres se podría meter en la terna a Álex Jiménez o a Rafel Obrador, dos de los mayores proyectos existentes en Valdebebas y que tienen ‘sangre’ de primer equipo.

La última palabra siempre la tendrá Mendy. El Real Madrid, si está acorde con su salario actual, no piensa poner trabas a su continuidad y será él mismo el que decida su futuro. Se escucharán ofertas por su traspaso, pero sin esa necesidad imperiosa de tener que cambiar de lateral.