Amalfitano, ¿recambio de Ivan Rakitic?