"Hasta Navidad no se verá de nuevo al mejor Jesé"

  • El Doctor González vaticina una recuperación de larga duración para el canario
El Doctor González vaticina una recuperación de larga duración para el canario
Iñaki Gimeno Iñaki Gimeno

El Doctor José González ha asegurado que lo más probable es que hasta la Navidad no se vea de nuevo la mejor versión de Jesé después de la grave lesión de rodilla que se produjo en el partido ante el Schalke. El médico explicó en Tiki Taka que los plazos lógicos son de al menos siete u ocho meses de baja e, incluso, nueve meses para que todo vaya correctamente y pueda recuperar su mejor versión. (17:35 en el video)

 

"Cuando hemos visto las imágenes nos temíamos lo peor. Después de realizado el estudio mediante resonancia magnética se confirma la rotura completa del ligamento cruzado anterior. Estamos hablando de un pronóstico en cuanto a tiempo de en torno a siete meses. El rendimiento que tenía ahora no lo tendrá hasta la Navidad, en el mejor de los casos, no será el Jesé que veíamos ahora", dijo el doctor en Tiki Taka.

Además, el Doctor González explicó los plazos de recuperación de Jesé. "El jugador puede estar entrenando con el equipo dentro de cinco o seis meses, pero para estar en condiciones buenas de rendimiento hablamos de siete u ocho y los americanos hablan de incluso nueve meses y creo que están más en la realidad que nosotros. Para obtener un rendimiento deportivo como el que tenía antes, en torno a nueve meses. Para entrenar con el equipo en torno a cinco o seis meses, pero no rendir al máximo nivel".

Para acabar, el galeno destacó las versiones diferentes que no hay que creer sobre este tipo de operaciones. "Existe mucha parafernalia con esto del ligamento cruzado anterior, eso de que hay que hacer rehabilitación de hasta ocho horas es mentira, hay que operarle, pero pasadas unas tres o cuatro semanas y no inmediatamente. Hay que esperar y luego operarla. Después, en unos tres meses hace vida normal y hacer carrera continua. A los cuatro meses el ligamento ya lo ha aceptado como propio y a los cinco meses puede entrenar".