En el Real Madrid empiezan a cansarse de Pedrerol y le han dado un toque serio

Al club blanco no le ha gustado nada el último show de 'El Chiringuito'


Pedrerol y Florentino

Pedrerol y Florentino




El conjunto de Carlo Ancelotti viajó hasta Riad con el claro objetivo de levantar el primer título del año 2023, pero no se pudo dar. El Real Madrid no llegó en las mejores condiciones a esta competición, donde el estado físico y el rendimiento de algunos jugadores se encontraban muy lejos del nivel necesario para competir en esta clase de partidos. Por ello, contra el Barcelona, se vieron todas las carencias del conjunto blanco, y por las que, 'El Chiringuito', decidió hacer leña del árbol caído.

En la rueda de prensa post partido, Darío Montero, periodista encargado de cubrir la Supercopa para 'El Chiringuito', no dudó en ganarse su minuto de gloria. El empleado de Pedrerol realizó una pregunta vergonzosa y dantesca, hasta el punto de definir el partido del Real Madrid como una humillación y un meneo. Unos adjetivos que no han gustado nada al club blanco y que, según el medio Don Diario, el Real Madrid se ha puesto en contacto con Josep Pedrerol para dejarle claro que este tipo de situaciones no se pueden volver a repetir.

No es un secreto que Florentino y Pedrerol guardan una gran relación, por ello, hay la suficiente confianza como para darle un toque serio al presentador del programa. Darío Montero, por su parte, añade una más para su colección, donde ya no hace ni el más mínimo esfuerzo para ocultar sus colores. El Real Madrid ya está cansado de este tipo de actos y no ha dudado en salir al paso ante semejante bochorno.

No dan crédito

Cuando Ancelotti y el Real Madrid escucharon la pregunta no daban crédito, Darío Montero pareció ponerse la bufanda del Barcelona para realizarla. Josep Pedrerol ya está avisado, el conjunto blanco se merece más respeto.

Habrá que ver si este lunar de 'El Chiringuito' supone una brecha en la relación de Florentino y Pedrerol o, si por el contrario, siguen manteniendo un lazo estrecho. Eso sí, Darío Montero ha crecido como la espuma gracias a su papel de culé, donde el Madrid comienza a ser el gran perjudicado.