¿Qué defensas malditos han pasado por el Real Madrid en su historia reciente?

¿Qué defensas malditos han pasado por el Real Madrid en su historia reciente?

Ser defensa del Real Madrid es de las cosas más difíciles que existen en el fútbol, y no está al alcance de todos. El conjunto blanco es uno de los equipos más verticales del mundo, y su ADN le obliga a jugar constantemente al ataque, buscando siempre la portería rival y tomando ciertos riesgos atrás. En la historia reciente del Real Madrid han sido varios los defensores que no se han adaptado a la exigencia que supone jugar en el mejor equipo del mundo. Defensas con buen cartel que no han superado la presión, y que se han visto perjudicados al mismo tiempo por la mala suerte. Danilo es el último de una larga lista. A continuación citamos los 4 casos sonados:

Walter Samuel: el Real Madrid pagó en 2004 a la Roma un total de 23 millones de euros por el jugador, pero el central argentino no cuajó. Su enorme lentitud generó muchas críticas, y su apodo, 'El Muro', pronto se convirtió en motivo de risas. Se marchó por la puerta de atrás al Inter de Milán, donde conquistó una Champions League y varios 'Scudettos'.

Jonathan Woodgate: uno de los últimos fichajes de la primera etapa de Florentino, y seguramente de los menos mediáticos. 'Woody' llegó en 2004 del Newcastle a cambio de 22 millones de euros, y durante su primera temporada no jugó ni un partido. Debutó en su segundo año marcándose un gol en propia puerta contra el Athletic de Bilbao, y minutos más tarde fue expulsado. Sus constantes lesiones únicamente le permitieron disputar 10 partidos durante las dos temporadas que permaneció en Madrid, y con un balance muy pobre: 1 gol y 2 goles en propia puerta.

Carlos Diogo: "Llegué muy joven al Real Madrid y había muchos laterales derechos". El defensa uruguayo fracasó en el Real Madrid, donde las lesiones también le lastraron. Con el Zaragoza pudo alcanzar un nivel aceptable.

Royston Drenthe: llamó la atención de los ojeadores de media Europa tras despuntar en las categorías inferiores con Holanda, y el Madrid se lo llevó por 14 millones de euros. Sus caídas y patinadas fueron sus acciones más recordadas sobre el terreno de juego. Se hizo popular por sus canciones de hip-hop de dudosa calidad y gusto. Se marchó cedido al Hércules, y tras pasar por numerosos equipos, actualmente juega, a sus 29 años, en un equipo de los Emiratos Árabes.

 




Comentarios