¿Qué gol cambió la historia del Real Madrid y del fútbol reciente?

¿Qué gol cambió la historia del Real Madrid y del fútbol reciente?

Hay goles bonitos y hay goles espectaculares, hay goles por azar y hay goles de oportunista, hay goles de killer y hay goles en propia puerta, hay goles de penalti que son para enmarcar y hay goles cantados que no acaban en gol, hay goles que no se celebran y goles al eterno rival que sueñas con marcar, hay goles que no sirven para nada y goles en el tiempo añadido, hay goles mágicos y hay goles importantes, hay goles que levantan a un estadio entero y hay goles que hacen callar a un estadio entero, hay goles que nos hacen soñar y hay goles que nos hacen creer en la remontada, hay goles épicos que nos hacen llorar de alegria, hay goles que mantienen viva la esperanza y hay goles que nunca olvidaremos.

Hay goles para todos los gustos, de todos los colores y de las formas más variopintas posibles. Pero los goles que han marcado la historia del fútbol se pueden contar con una mano. Y este es uno de esos goles. 

Corría el minuto 93 en el Estadio da Luz de Lisboa. El árbitro holandés Björn Kuipers señaló saque de esquina, y Luka Modric se acercó al banderín de córner.

En el banquillo, jugadores y técnicos del Real Madrid observaban la escena en pie, conscientes de que era la última oportunidad. Hacía doce años que el Madrid no ganaba su competición fetique.

Modric pateó la pelota, y mientras ésta se acercaba al área, el tiempo se paró con el balón suspendido en el aire.

Sergio Ramos se elevó por encima de los demás jugadores para conectar un cabezazo inapelable que se coló directamente en el fondo de la red.

La historia volvía con el Real Madrid. El sueño de la Décima se hizo realidad. La Champions volvía a su casa.


Comentarios