¿Cuándo se usa "Sede" y cuándo "Cede"?

¿Cuándo se usa "Sede" y cuándo "Cede"?

Sede y Cede son palabras homófonas en la mayor parte del mundo hispanohablante, donde no existe distinción fonética alguna entre la y la antes de la e y la i. En España, donde sí se distinguen en su pronunciación, son palabras parónimas. A continuación os explicamos sus significados para saber cuando deben usarse.

¿Cuándo se usa Sede?

Definición: Sede puede ser un sustantivo femenino; se refiere al lugar donde está domiciliada una entidad u organización de cualquier tipo. En el lenguaje administrativo de la Iglesia católica, puede referirse al asiento de un prelado, a la capital de una diócesis, a la jurisdicción del prelado o a la del sumo pontífice.

Ejemplos:

"La sede de la corporación se encontraba ubicada en California"

"El vicario de Dios manda solo sobre su sede"

Otra definición: Sede también puede ser el verbo sedar conjugado en primera (yo), segunda (usted) o tercera (él, ella) persona de singular de presente de subjuntivo, así como la segunda persona de imperativo. Significa apaciguar o calmar a alguien por medio de sustancias sedantes. La palabra proviene del latín sedāre.

Ejemplos:

"Aunque te sede, es posible que te duela un poco durante la operación"

"Sedé al paciente solamente si este se lo pide expresamente, doctor"


 

¿Cuándo se usa Cede?

Definición: Cede es el verbo ceder conjugado en segunda (usted) y tercera (él, ella) persona de singular de presente en modo indicativo, así como la segunda persona de imperativo. La palabra significa dar o traspasar algo a alguien, disminuir la resistencia, la fuerza o la intensidad de algo, o romperse o soltarse lo que estaba sujeto. Proviene del latín cedĕre.

Ejemplos:

"Usted cede su puesto solo cuando le conviene"

"La lluvia cede, pronto podremos salir"

"Cede un poco en tus aspiraciones, Juan"



Comentarios