¿Qué es la tripofobia?

¿Qué es la tripofobia?

La tripofobia es la repulsión o miedo desmesurado que sufre una persona ante la visión de un patrón repetitivo de figuras geométricas iguales y muy juntas. Por ejemplo: hoyos, circulitos, huecos, cuadrados, agujeros, rectángulos... Es una enfermedad mucho más grave de lo que algunas personas creen. 

¿Cuáles son las causas de la tripofobia?


Mientras la mayoría de fobias que puede padecer el ser humano suelen tener su origen en una experiencia traumática, la tripofobia no sigue este patrón.

Las causas de la tripofobia son, según un estudio publicado por la revista Psychological Science, unos patrones visuales repetitivos que también aparecen en algunos animales venenosos, ya que muchos de los animales más letales del planeta (la cobra real, algunas arañas, la rana punta de flecha, el pulpo de anillos azules, el caracol cono de mármol o algunos escorpiones) tienen en su piel patrones repetitivos de figuras geométricas.

Así pues, la tripofobia es un mecanismo evolutivo natural de defensa que alerta a nuestro cerebro, un mecanismo que hace cientos o miles de años debió salvar la vida a muchos de nuestros más antiguos antepasados.






¿Cuáles son los síntomas de la tripofobia?


Los principales síntomas de la tripofobia son:

Ansiedad

Palpitaciones

Repulsión

Asco o repugnancia

Sensación de opresión en el pecho

Mareo

Hormigueo en las extremidades

Sensación de debilidad o desmayo

Náuseas o vómitos

Sensación de falta de aire

Sudoración

Temblores



que es la tripofobia



¿Cómo se cura la tripofobia?


La tripofobia, como todas las fobias, tiene cura. Hay varios tipos de tratamientos que se pueden aplicar para curarla mediante medicamentos o con una terapia psicológica relativamente sencilla.

Terapia de exposición gradual

El psicólogo, de forma gradual, expone al paciente a la fuente que le provoca la fobia. Al principio con imágenes que presenten mínimamente un patrón de figuras geométricas repetitivas (como agujeros en la piel) y ayudándole a identificar y controlar los síntomas mediante diferentes sistemas. Finalmente esta terapia consigue que el afectado sufra menos ansiedad y sea capaz de controlar sus síntomas.

Terapia cognitivo conductual

Consiste en que el psicólogo consiga cambiar la mentalidad o visión que el paciente tiene respecto a su fobia. El paciente reflexiona, piensa y habla abiertamente sobre su fobia con el objetivo de que naturalice su conducta.





Comentarios