Historia


¿Desde cuándo el bronceado es sinónimo de belleza en la sociedad?

En pleno siglo XXI el canon imperante en Occidente dicta que la piel morena y bronceada es sinónimo de belleza. Sin embargo esto no era así hasta hace poco más de un siglo, pues con anterioridad al siglo XX se consideraba que la piel blanca y pálida era una demostración de salud y distinción. Tal y como señala 'Muy Interesante', todo cambió hace más o menos cien años, cuando los médicos empezaron a recetar 'baños de Sol' tras aparecer varios estudios que hablaban de las bondades del astro rey a la hora de combatir problemas como la anemia o la depresión.

Se trataba de un mensaje que al principio tuvo problemas para calar en la alta sociedad, pero que empezó a ser asimilado más fácilmente cuando la diseñadora gala Coco Chanel fue fotografiada en 1923 mientras pasaba unas vacaciones en un yate. A pesar de que por entonces la calidad de las imágenes no era la mejor, se apreciaba con claridad que la modista estaba tomando el Sol para lucir 'moreno', por lo que al igual que sucedía en la alta costura su ejemplo acabó cundiendo en la sociedad de la época. Además, a ello también contribuyó la cantante y actriz afroamericana Josephine Baker, quien contó con una legión de seguidoras que intentaron conseguir su tono de piel 'acaramelado' a base de sesiones de rayos de Sol. De esta forma, a partir de ese momento las playas se llenaron de mujeres y hombres ávidos por conseguir un bonito bronceado, por lo que este gesto se convirtió en una moda que más de 90 años después sigue en auge en casi todo el mundo.

 

 Coco Chanel